Martín critica la ineficacia de las medidas del plan del aire, pide mejoras y apoya una “gestión conjunta” entre Ayuntamiento y Gobierno autonómico

"Urge un gran pacto con la industria con el objetivo claro de reducir las emisiones contaminantes. Y ese pacto tiene que tener objetivos, calendario y financiación. No podemos tirarnos otros tres años mareando la perdiz: los estudios y los riegos están bien pero el problema es el que es y tiene que ver con la industria". Aurelio Martín, portavoz municipal de Izquierda Unida, planteaba ayer esta iniciativa como una alternativa eficaz frente a las medidas que propone el recién aprobado Plan de calidad del aire de Gijón. Un plan "enormemente continuista y claramente insuficiente", en palabras de Martín y "burocrático, de baja calidad y que no pretende liderar para nada la reducción de la contaminación de la industria", en reflexión de Gaspar Llamazares, portavoz de IU en la Junta General, que acompañó a Martín en su comparecencia pública en el Ayuntamiento de Gijón.

IU considera que el actualizado Plan del aire, como su antecesor de 2014, presenta "un gran déficit en lo que tiene que ver con la reducción de las emisiones de las industrias y el manejo de los graneles. Dos elementos cruciales". Respecto al primer apartado, desde Izquierda Unida se considera "imprescindible" revisar las denominadas autorizaciones ambientales integradas para adecuar las emisiones que se permiten a cada empresa a la legalidad actual pero no le basta esa revisión que el documento del Principado plantea para Arcelor Mittal, Cementos Tudela Veguín e Hidroeléctrica del Cantábrico. "Solo se dice que la revisión tiene que iniciarse a finales de año, sin más. Sin poner plazos, sin dar un calendario…", criticó Martín.

Y en cuanto al manejo de graneles, explicó el líder local de IU, "queremos actuaciones más ambiciosas en los espacios más cercanos a la población. En el caso del Musel hay que avanzar en instalaciones cubiertas como las hay en Galicia o en Santander. No se trata de cubrir todo El Musel de un año para otro pero es imprescindible actuar en un primer momento en los espacios de carga y descarga".

El Plan de calidad del aire aprobado a principios de mes plantea para Gijón un total de 17 medidas con un coste económico de unos 6,6 millones, que paga fundamentalmente el sector privado. La mayor parte son actuaciones en la zona portuaria: implantación de apantallamientos en los almacenamientos de graneles, actuaciones de mejora en las zonas de acopio, un sistema de riego inteligente, limpieza de viales, un sistema de lavarruedas… También se fija la realización de varios estudios. Algo que matiza IU. "No nos oponemos a la realización de estudios pero si tras tres años el gobierno tiene que seguir haciendo estudios… Es más entretener el problema que avanzar en la solución", ironizó Aurelio Martín.

Otra propuesta de IU sobre este tema tiene que ver con la "cogestión" entre Ayuntamiento y Principado de Asturias por el cumplimiento del Plan de calidad del aire. "No se trata de que exista una mayor coordinación y se pasen los datos. Ni queremos entrar en un conflicto de competencias. Se trata de que la gestión en el día a día sea conjunta para que sea más eficaz teniendo en cuenta la dimensión del ayuntamiento de Gijón y los medios que tiene, desde policía ambiental a una unidad de vigilancia propia", explicó Martín, quien reconoció que su organización política no tiene claro qué instrumento sería el adecuado para fijar esa sistema de gestión de manera estable y operativo. Del interés del Ayuntamiento por ser más activo en este tema da ejemplo el proyecto de negociar una mayor participación en los controles a empresas.

Fuente:
La Nueva España