El grupo inversor visitó los terrenos con el presidente de Fade y mantuvo una reunión con el Puerto. Xixón Sí Puede reclama la salida del Ayuntamiento

Una compañía del sector logístico está interesada en adquirir una parcela de 100.000 metros cuadrados en la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA). El grupo inversor visitó la semana pasada los terrenos acompañado del presidente de la Fade, Belarmino Feito, y se reunió con la Autoridad Portuaria de Gijón para informarse sobre la condiciones de venta. Se trata de una operación que tiene muchos visos de prosperar según las fuentes consultadas y se suma a la oferta realizada a finales del pasado año por la empresa gijonesa Norteña de Comercialización Siderúrgica. S. A. (Norsider) para adquirir otra parcela de 30.000 metros cuadrados en este ámbito de San Andrés de los Tacones. Norsider está intentando negociar una rebaja del precio de 59 euros por metro cuadrado que se le ofrece desde el Puerto para acabar de decidir instalarse.

El dato del interés de esta nueva empresa en comprar terreno en la ZALIA se conoció en el transcurso de una comparecencia del grupo de Xixón Sí Puede para reclamar que el Ayuntamiento de Gijón «abandone» su participación actual del 10% en la sociedad que gestiona la zona logística y denuncie el convenio que tiene con el Principado por ser «inejecutable».

El concejal David Alonso llevará la propuesta para salir de la ZALIA a la reunión de la Comisión de Urbanismo que tendrá lugar en la segunda quincena de junio para que los grupos fijen su posición al respecto. No hay nada negociado. «El Ayuntamiento no puede seguir poniendo dinero (1,5 millones en 2017 que incidieron en la regla de gasto) y, si alguien tiene que asumir responsabilidades, son el Principado y Puertos del Estado, que fueron quienes anunciaron que esto iba a cambiar Asturias, por lo que les toca ahora hacerse cargo de su juguete». «Si quieren desarrollar la ZALIA, que lo hagan, pero no a costa del Ayuntamiento de Gijón», añadió.

Según remarcó el edil, «es el momento de tomar una decisión valiente desde Xixón. No podemos seguir siendo cómplices de un Seseña II». Puso de relieve que la zona logística cuya primera fase se ha desarrollado en San Andrés de los Tacones «es un espacio sin ningún tipo de comunicaciones, aún en fase de realizar los accesos; sin luz, lo que requeriría invertir 10,5 millones de euros para poner en funcionamiento las subestaciones pertinentes, y que acumula más de 107 millones de euros de deuda». Y todo ello, prosiguió, «sin que haya prácticamente empresas que se interesen por este espacio a medio terminar (salvo Norsider y la nueva empresa que Alonso identificó como cántabra) y con una única parcela efectivamente vendida, de 7.000 metros cuadrados, a Asetra».

En opinión de Alonso, otro motivo de peso para abandonar la sociedad por parte del Ayuntamiento es la necesidad de atender a otras áreas industriales desaprovechadas, como el parque empresarial de Lloreda, en Tremañes, como más del 30% del terreno sin usar. «Sin embargo, en la ZALIA se abarata el precio a 59 euros el metro cuadrado, frente a los 85 euros que cuesta en Lloreda, por lo que habría que eliminar el fantasma de este proyecto fallido por la competencia falsa que genera en el desarrollo empresarial», defendió.

Fuente:
El Comercio digital