El ´Independence of the Seas´ volvió a recalar ayer en El Musel tras su visita a la ciudad el pasado 1 de junio. El crucero, que tiene capacidad para 4.370 pasajeros, estuvo atracado en el Muelle Norte entre las ocho de la mañana y las cinco de la tarde, procedente de Southampton y con destino Bilbao, por lo que los turistas pudieron experimentar, como el resto de los gijoneses, una situación inhabitual como fue el retraso del amanecer en la ciudad debido a los incendios. Divertia ofreció su servicio de autobuses lanzadera al centro de la ciudad.

Fuente:
El Comercio digital