El comité regional del sindicato reclama al Gobierno un impulso de la concertación social y un pacto de izquierdas en el Parlamento asturiano

Impulsar la concertación social y buscar un solución al déficit que padece Asturias en materia de infraestructuras. Son solo dos ejemplos de una amplia lista que ha elaborado el sindicato UGT y que trasladará al Principado y al Gobierno central tras su comité regional. La batería de reclamaciones la puso ayer sobre la mesa el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, minutos antes de comenzar el encuentro que reunió en la sede de Oviedo a un amplio número de afiliados.

El sindicato acordó dejar claro al Gobierno de Javier Fernández que la dimisión de la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente por un lado, y la del responsable de Empleo, Industria y Turismo por otro, no deben modificar en ningún caso los planes del Ejecutivo regional en esas áreas, sino todo lo contrario. Dicen que es tiempo para sumar. Y reclaman al Principado que impulse la concertación social y busque soluciones para que cumplan los plazos previstos en obras como la variante de Pajares o los accesos al Musel tras el nombramiento de los nuevos responsables en ambas consejerías.

En el comité regional, entre otros asuntos, tachó de «estafa laboral» la austeridad a la que «quiere someter a la clase trabajadora»; acordó exigir al Gobierno central la derogación de la reforma de las pensiones; cargó contra la brecha salarial entre hombres y mujeres «hoy en día inasumible» y para acabar con ella planteó un cambio de roles como única vía «apostando por servicios públicos de calidad en atención a la infancia y dependencia»; y abordó la negociación laboral invitando a los políticos a «sentarse en la mesa y no a acudir a los medios de comunicación para cerrar negociaciones ahora que se está dejando atrás la crisis». Además, el sindicato decidió exigir al Gobierno central tarifas eléctricas competitivas y aprovechó el encuentro para denunciar la insistente tendencia al cierre de las minas de carbón. A falta de concretar fecha, Lanero adelantó que habrá dos grandes manifestaciones en Madrid: una en defensa de las pensiones y otra por un pacto de estado contra las violencias machistas. Y para que sus reclamaciones encuentren respuesta, UGT llama a un acuerdo izquierdas dejando a un lado «odios, fobias o rencores».

Fuente:
El Comercio digital