José Llorca, de visita en Avilés, se muestra optimista sobre los contactos de empresas y trabajadores: “Hay herramientas para alcanzar un acuerdo”

El presidente de Puertos del Estado, José Llorca, es optimista sobre las negociaciones en marcha para definir el futuro de la estiba. "Se dan las herramientas suficientes para que, por la vía convencional, los empresarios y los trabajadores, desde una posición de mayor igualdad que hasta ahora no se daba, puedan negociar el futuro del sector", destacó ayer, en la sede de la Autoridad Portuaria de Avilés, donde participó en la jornada "Puertos del futuro: Smart Ports".

"Hemos dado un paso muy relevante con la aprobación del Real Decreto Ley y con la disposición parlamentaria que lo desarrolla. El borrador ya se ha presentado a empresas y sindicatos, que están negociando. Creemos que la vía convencional, tal como habíamos señalado desde el principio, es la que va a permitir elementos que no se pueden fijar por ley, como son los temas de subrogación de personal para garantizar el empleo. Se está avanzando para la adaptación del sector a la nueva situación legal y hay las herramientas suficientes para dejar a los tragadores en posición de mayor igualdad", concluyó el presidente de Puertos del Estado.

En cuanto a la evolución de los tráficos en Avilés, Llorca desatacó que este año se superarán los cinco millones de toneladas y los veinte en el caso de El Musel. "En todo el país se está produciendo un crecimiento continuado de los tráficos asociados a la mejora de la situación económica y a los mayores niveles de inversión privada", indicó. En lo que se refiere a próximas inversiones en infraestructuras, la única gran obra que se acometerá a corto plazo en los muelles locales es la ampliación del calado en la zona de Raíces hasta los doce metros, que está superando los primeros trámites. La tercera fase de ampliación por la margen derecha ya está descartada desde hace años.

Llorca se refirió en su intervención a los cambios que afrontan los puertos y que se sustenta en tres pilares: el incremento de la competitividad, el control de las emisiones y la digitalización de los muelles mediante procesos de automatización. "Todos los tráficos de hidrocarburos, los combustibles fósiles, van a desaparecer en un corto espacio de tiempo. Los puertos tendrán que reinventarse", aseveró el presidente de Puertos del Estado, que también incidió en el progreso del ferrocarril. "El futuro del comercio exterior tiene que basarse en el ferrocarril por cuestiones ambientales", aseveró.

Fuente:
La Nueva España