Un hombre fue rescatado ayer en Gijón después de que se precipitase al agua en el espigón de la playa de Poniente. Pasadas las siete de la tarde se cayó a las rocas por causas que se desconocen. Según testigos, otros paseantes intervinieron para rescatarle antes de que llegase la Autoridad Portuaria y agentes de la Policía Nacional y Local. Hasta el lugar se desplazó una UVI móvil que atendió al señor, con hipotermia, y lo trasladó al hospital. Se investigan las causas del incidente y también de quién se trata, pues en ese momento no se le encontró la documentación. I. P.

Fuente:
La Nueva España