Los estibadores del puerto de Avilés secundan hoy la nueva jornada de paros intermitentes convocadas en horas impares en la actividad de la estiba, mientras que en el de Gijón se trabaja con normalidad al haber tan sólo un buque perteneciente a una naviera dispuesta a alcanzar un acuerdo laboral.

Fuentes sindicales han explicado a Efe que, por el momento, la actividad de la estiba se desarrolla en Gijón “con normalidad”, aunque se desconoce si a lo largo de la jornada llegará algún buque más al puerto gijonés de El Musel.

En cambio, los estibadores del puerto de Avilés sí han secundado los paros, que afectan a cuatro barcos, pertenecientes a otras empresas, que están amarrados a puerto para cargar diversas mercancías, como lingotes de zinc, aerogeneradores y otras piezas industriales.

El conflicto de la estiba ha entrado en una nueva fase, ya que los sindicatos de estibadores han optado por buscar acuerdos directos con las empresas, dejando de lado a la patronal Anesco, y por mantener los paros convocados sólo en las compañías con las que no se llegue a un acuerdo.

Los sindicatos rechazaron ayer la última propuesta presentada por Anesco, al entender que “no aporta ninguna novedad”, pero decidieron no hacer huelga en las empresas que garanticen todos los puestos de trabajo.

De esta forma, se mantienen los paros intermitentes de 24 horas previstos para hoy y el próximo viernes, así como las cuatro huelgas de 48 horas, también intermitentes, convocadas para la última semana de junio y la primera de julio.

No obstante, es previsible que el seguimiento de la huelga descienda a medida que los sindicatos vayan cerrando acuerdos con las empresas.

Fuente:
Finanzas