El puerto de El Musel ya no tiene plumeros de la Pampa. La primera fase de los trabajos para erradicar esta especie invasora en la terminal portuaria ha finalizado.

Debido a que en algunos terrenos pertenecientes al puerto había proliferado esta especie en los últimos años, se elaboró un programa destinado tanto a la erradicación de la misma como a evitar la emisión de semillas que provoquen su propagación a superficies colindantes o al entorno litoral próximo.

La primera fase de este programa finalizó con éxito este mes. Se ha procedido a la eliminación de todas las plantas de estas características que existían en el dominio portuario «con la finalidad de que no volvieran a florecer».

Al finalizar el verano y en la próxima primavera se procederá a realizar una nueva intervención. Trabajos que, en su conjunto, supondrán un coste superior a los 70.000 euros, detalló el Puerto de Gijón.

Se estima, por otra parte, que en Asturias hay un millón de ejemplares de esta especie, unas 502 hectáreas de terreno invadidas. Gijón es el concejo más afectado, con mas de 300.000 plantas.

Fuente:
El Comercio digital