Decenas de curiosos se concentran en los alrededores de las iglesia de San Pedro para hacer fotos del mar embravecido

El fuerte oleaje ha generado máxima expectación en Gijón. Desde primera hora de esta tarde, decenas de curiosos se han concentrado en La Cantábrica (escalera 0), en la playa de San Lorenzo, para hacer fotos del mar embravecido. El espectáculo de olas es impresionante, pero a veces la mejor instantánea es la que no se hace y se se archiva en la memoria. Protección Civil y los Servicios de Emergencias insisten siempre en la necesidad de respetar unas medidas mínimas de prudencia ante un temporal. Una marea de gijoneses estuvieron hoy en primera línea de costa esperando captar “olonas” con sus teléfonos móviles.

La boya del puerto de Gijón registró la más alta, de 12,76 metros, a las 7 de la mañana, según Puertos del Estado. A las 4 de la tarde, el último registro contabilizado hasta ahora en su web, indica que hubo olas de hasta 9,23 metros. La pleamar fue a las 5, atrayendo a la trasera de la iglesia de San Pedro a muchos curiosos. Ya fuese con cámara de fotos o con móvil, nadie quería quedarse sin una instantánea. Los hubo también que jugaron al “pilla pilla” con las olas, a pesar de la peligrosidad del temporal. Gijón, al igual que el resto de Asturias, estará mañana en alerta naranja (riesgo importante) por fuerte oleaje.

Fuente:
La Nueva España