La Autoridad Portuaria de Gijón ha decidido suprimir la jornada de verano, que se había aplicado por primera vez el año pasado en virtud de un acuerdo con el comité de empresa. La jornada habitual en el Puerto es de 37 horas y media y la de verano, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, era de 33 horas y 45 minutos, esto es, los trabajadores abandonaban sus puestos cada día tres cuartos de hora antes que durante la jornada habitual.

La decisión del Puerto, rompiendo un acuerdo con el comité de empresa, ha causando un gran malestar entre la plantilla de la Autoridad Portuaria. La dirección del Puerto se acoge a que ha ganado el pleito interpuestos de manera individual por tres trabajadores de la plantilla, disconformes con el cálculo de la jornada laboral, pleito que se remontan a 2014. La sentencia establece cuál es el cómputo anual de horas de trabajo, a lo que ahora se acoge la Autoridad Portuaria para eliminar la jornada de verano.

Fuente:
La Nueva España