El presidente del Puerto sostiene que el ferrocarril es más importante que las conexiones viarias

El presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Laureano Lourido Artime, señaló esta mañana durante la celebración de unas jornadas sorbre logística en El Musel, organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección, que “la Variante de Pajares tiene que dar mucha prioridad a las mercancías, desde el punto de vista logístico”.

Lourido recordó que el puerto gijonés tiene pendiente de resolver dos cuestiones logísticas; las conexiones por carretera y la conexión ferroviaria, siendo en su opinión prioritaria esta última.

La falta de los nuevos enlaces viarios proyectados “es más molesta e incómoda, pero la conexión ferroviaria es más importante, porque supone la posibilidad de captar más tráficos, según mi opinión”, apuntó el presidente del puerto gijonés.

El ferrocarril ya llega hasta los terrenos portuarios, que cuenta con dos estaciones, una en El Musel y otra en Aboño. El cuello de botella está en el paso de los trenes por la cordillera. Laureano Luorido explicó que si se permite el paso de convoyes de mercancías por la Variante de Pajares, “ampliaríamos el área de influencia de El Musel hasta Madrid, a donde ahora nos cuesta mucho trabajo llegar, porque los trenes que suben Pajares están limitados a 800 toneladas netas de mercancía”, algo que se incrementaría sustancialmente en el caso de que pudieran atravesar los túneles en construcción.

Los nuevos tráficos a los que se refiere el presidente portuario son productos conenorizados. El Musel cuenta con un estudio que cifra en un tope de 120.000 el número de teus (contenedores de 20 pies o su equivalente), que el Puerto puede captar en su área de influencia actual, cifra que casi duplica el tráfico de contenedores que actualmente pasan por el puerto gijonés cada año. Con la apertura de la variante a las mercancías, ese techo se incrementaría en un 20%, según los cálculos del directivo portuario, hasta rondar los 140.000 a 150.000 teus.

Las jornadas organizadas por la Asociación para el Progreso de la Dirección, en las que se inscribieron unos 70 directivos y mandos intermedios de empresas, fueron inaguradas por el propio Lourido y por el vicepresidente en Asturias de la Asociación para el Progreso de la Dirección, Jesús Torres, quien resaltó que la logística es “un factor crítico y sensible en la competitividad y organización” de las empresas. Un factor que se está tornando “cada vez más crítico en la vida empresarial” por el auge del comercio electrónico.

Fuente:
La Nueva España