El gerente de la UTE Dique Torres, Juan Miguel Pérez, reconoció como auténticas las actas del equipo de gerencia que llegaron al Juzgado Central de Instrucción número 3 con origen desconocido

Los responsables de las empresas que realizaron la obra de ampliación del puerto de El Musel que este martes han declarado como investigados ante la jueza instructora Carmen Lamela coincidieron en negar que en la reunión mantenida al más alto nivel con Puertos del Estado se hubiera tratado la modificación de precios que poco tiempo después empezó a aplicarse.

Sí quedó patente, sin embargo, que dicha reunión se celebró, por contra de lo que, según fuentes presentes en las declaraciones, indicaron en otros momentos de la instrucción responsables de Puertos del Estado. Otro avance en la investigación es que el gerente de la UTE Dique Torres, Juan Miguel Pérez, reconoció como auténticas las actas del equipo de gerencia que llegaron al Juzgado Central de Instrucción número 3 con origen desconocido.

La jueza Carmen Lamela ha citado a declarar a seis investigados, responsables en su día de las empresas Dragados, Fomento de Construcciones y Contratas y Sato-OHL, así como a tres investigados de Dragados, Alvargonzález Contratas y UTE Dique Torres, además de al ingeniero y catedrático de universidad Miguel Ángel Losada, en este caso en calidad de testigo, el próximo miércoles. Por lo tanto, la prórroga parece tácitamente prevista por la jueza, independientemente de que sea o no por el plazo requerido por la Fiscalía y de que la consulta a las partes que da origen a la oposición de la defensa de Díaz Rato sea una formalidad preceptiva.

Las nuevas declaraciones fueron fijadas el pasado abril. Se trata de los representantes de varias empresas vinculadas a la UTE Dique Torres que participaron en 2006 en una reunión en la sede de Puertos del Estado que, según el fiscal Miguel Serrano, “resultó relevante en orden al cambio de criterio de la Autoridad Portuaria de Gijón con respecto al modificado del proyecto de ampliación del Puerto de Gijón, modificado que desde el principio de la ejecución de la obra venía reclamando la UTE adjudicataria”. Además del grupo de empresarios, en el encuentro participaron Mariano Navas, entonces presidente de Puertos del Estado; Fernando Menéndez Rexach, expresidente de la Autoridad Portuaria de Gijón e investigado en la causa, y José Luis Díaz Rato.

Fuente:
El Comercio digital