Los estibadores del puerto de Avilés han tenido ya los primeros contactos con dos de las empresas consignatarias que operan en los muelles locales -Consignaciones Asturianas y Marítima del Principado- para tratar de lograr un acuerdo al margen de la patronal Anesco que siente las bases de las relaciones laborales futuras y zanje el conflicto abierto a raíz de la aprobación en el Congreso del decreto ley de liberalización de la actividad estibadora en España. Fruto de ese conflicto, tres barcos se vieron afectados ayer en Avilés -ninguno en Gijón- por la huelga que secundan los estibadores.

Esta operativa de contactos entre los estibadores y cada empresa a título particular ya ha dado frutos en otras provincias y según fuentes del sector supone la puntilla para Anesco, desbordada por los acontecimientos y ninguneada por los sindicatos. Tanto es así que, a la vista de que una mayoría de empresas ha alcanzado ya acuerdos individuales con los estibadores, se habla en ciertos ámbitos de constituir una nueva asociación empresarial que suceda a la moribunda Anesco.

Los sindicatos aspiran a que las empresas acepten la subrogación de todos los trabajadores y su continuidad en los nuevos centros portuarios de empleo (CPE) en que se convertirán las actuales sagep, las sociedades de las que ahora dependen los estibadores. También reclaman participar en los futuros procesos de selección y formación para el acceso a la profesión de nuevos estibadores.

Fuente:
La Nueva España