El ministro de Fomento afirma en una entrevista exclusiva con Diario de León que la provincia acaparará gran parte de las mercancías a Asturias En su viaje a la capital garantiza que las obras de integración del tren concluirán a finales de 2018.

asun g. Puente | león

León será uno de los ejes logísticos protagonistas en la conexión de la cornisa cantábrica con la meseta y la salida de mercancías hacia Europa. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, apuesta por fortalecer el papel estratégico de la provincia en el ámbito del transporte y asegura que la conexión con Asturias a través de la alta velocidad ferroviaria, con el horizonte puesto en el fin de las obras de la Variante de Pajares en 2020, y la prevista reapertura de la autopista del mar Gijón-Nantes «hacen de León un lugar estratégico en la logística de gran parte de esas mercancías de cara al futuro».

En una entrevista exclusiva con este periódico que será publicada el domingo, el ministro remarca: «Estos pasos que vamos a dar fortalecerán el atractivo que genera León como tractor de gran parte de esos flujos de salida y entrada». De La Serna indica también que el previsto crecimiento del puerto de Gijón, el aumento de las exportaciones a través del transporte marítimo y la recuperación de la autopista del mar «deben hacer ver a las autoridades las posibilidades de mejora clara de la capacidad logística de León, que será mucho mayor con la apertura de la Variante y el crecimiento del puerto de Gijón como se espera».

Durante su visita ayer a la capital, el ministro de Fomento puso fecha a la conclusión de las obras de integración del tren: finales de 2018. Los trabajos que arrancarán de forma definitiva y con ritmo el mes que viene cuenta con un presupuesto de 26,5 millones. «Se trata de una actuación estratégica para las infraestructuras ferroviarias de Castilla y León y también de Asturias; es indudablemente buena, pero sobre todo lo es para mejorar la calidad de vida de los vecinos de la ciudad».

Reconoció el retraso que hasta ahora ha sufrido el desarrollo del proyecto y lo justificó en el año en funciones que pasó el Gobierno y actuaciones previas obligatorias antes de las obras, como el colector de la calle Astorga o canalizaciones de servicios. El plan contempla la eliminación del fondo de saco de la estación, con lo que la conexión con Asturias se verá reducida en cerca de 25 minutos. La intervención se centra en 1.636 metros de vía, también se ampliará la propia estación.

Fuente:
Diario de León