Javier Fernández califica de “mezquina” a la oposición “por denostar” al nuevo consejero antes de tomar posesión

"Tenemos que hablar con el Ministerio de Fomento". El nuevo consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, aprovechó sus primeras palabras tras tomar posesión para reivindicar la trascendencia para la industria asturiana de que el tráfico ferroviario de mercancías circule por la Variante de Pajares pero también para mostrarse moderado y conciliador. El hasta ahora "hombre fuerte" del Grupo Socialista en la Junta General abogó desde su nuevo cargo por "la lealtad y la cooperación institucional porque los problemas son de Asturias y de los asturianos".

El presidente del Principado, Javier Fernández, dio la bienvenida a Lastra con un discurso exigente, en el que no faltaron recados a la oposición. "Lo primero que haré es ponerte el listón alto: espero mucho de ti. Tengo razones para elevar las expectativas, durante años has acreditado una capacidad política y dialéctica sobresaliente", planteó de entrada para más adelante advertirle que "no lo tendrás fácil". Llegado a ese punto, el presidente del Principado quiso recordar la figura de la predecesora de Lastra, que no acudió al estreno del nuevo titular de Infraestructuras. "Con Belén Fernández la oposición fue especialmente dañina. Nunca le reconocieron la dedicación, ni el conocimiento ni las ganas de hacer cosas", lamentó Javier Fernández quien se extendió en el reproche a sus rivales políticos porque "llegaron al extremo de pedirle explicaciones por no arreglar lo que ellos mismos impedían solucionar", en lo que pareció una clara alusión al futuro de la sociedad de gestión de suelo Sogepsa.Y subrayó la mezquindad de la oposición por" denostar" al propio Lastra antes siquiera de tomar posesión.

El Presidente señaló la hoja de ruta de la consejería de Infraestructuras en los dos años que quedan por delante de legislatura: la defensa y conclusión de las grandes obras pendientes en Asturias, la conciliación del desarrollo industrial con la calidad ambiental y la ordenación del área metropolitana de la región. Javier Fernández incluyó en la complejidad del "desafío" de Lastra tener enfrente a un Gobierno central que "intenta convertir en propaganda sus propias y forzadas rectificaciones". El presidente tachó de "desfachatez" que el Gobierno de Rajoy presente "como una buena noticia para Asturias un retraso de al menos cuatro años en una infraestructura vertebral para Asturias", refiriéndose a la Variante.

Lastra realizó asimismo un llamamiento al "diálogo constructivo" y a la "cooperación sincera" y reconoció que "tenemos que hablar con el Ministerio de Fomento en materia de infraestructuras ferroviarias porque su propuesta que alarga los plazos para la conexión con Madrid". El nuevo Consejero sostuvo la necesidad de "dar una solución abierta y transparente al transporte de las mercancías ferroviarias en Asturias. Para nuestra industria y para la competitividad de nuestra economía no podemos tener problemas en el transporte de mercancías, que me preocupa mucho, como la conectividad con los operadores que dependen del Estado en Asturias". Lastra prometió su cargo ante Javier Fernández y el resto del Consejo de Gobierno, además de varios de sus compañeros en las tareas del Grupo Socialista en la Junta General y representantes de asociaciones empresariales como Alberto González, director general de la patronal asturiana, y de empresas vinculadas a a la administración regional, como el consejero delegado de Sedes, Juan Ramón García Secades.

Fuente:
La Nueva España