El ministro Íñigo de la Serna anuncia 580 millones para las cercanías hasta 2025, de los cuales casi 200 se destinarán al eje Oviedo-Avilés

Las mercancías podrán circular por la variante de Pajares desde su apertura. Fue uno de los compromisos lanzados ayer por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que presentó en Oviedo un plan de inversión en cercanías ferroviarias estimado en 580,96 millones, de los cuales casi 200 se destinarán a mejoras en el eje Oviedo-Avilés, tal y como había solicitado el Gobierno del Principado. De la Serna adelantó que los dos proyectos del AVE a Asturias, el León-La Robla y el definitivo de la Variante están listos. El primero ya está siendo "supervisado", y el segundo está a punto de ser cerrado. Ambos se presentarán, como había prometido el Ministro "antes del turrón de Nochevieja", coincidiendo con la inauguración de Dóriga-Cornellana de la autovía del Suroccidente, a la que asistirá De la Serna. El titular de Fomento no quiso desvelar qué solución aplicará en la Variante para compaginar el paso de mercancías de ancho ibérico con trenes de pasajeros con ancho estándar, ni si se atenderá la propuesta de la Asociación de Empresarios de Ferrocarriles Privados para desplegar un tercer hilo para posibilitar el tráfico mixto en uno de los túneles. No obstante, de la respuesta del Ministro parece desprenderse que no habrá tercer hilo, sino otra solución, previsiblemente traviesa polivalente, en una de las vías. "La cuestión no es hilo o no hilo, sino mercancías o no mercancías", señaló De la Serna, quien anunció una solución que sí las permita en la Variante, lo que supondrá "una mejora en la productividad de Asturias".

De los 580,96 millones anunciados para las cercanías asturianas, la red de ancho ibérico se llevará 338, la mayoría para la renovación integral de la infraestructura y la mejora de la capacidad. Aparecen en el plan de Fomento obras como la renovación integral de Pola de Lena-Gijón (88 millones), mejoras en electrificación en Nubledo-Villabona; en las estaciones de Villabona, Soto del Rey y Veriña y en los tramos Nubledo-Avilés y La Felguera-El Entrego. Y habrá otras mejoras en estaciones por valor de 7,72 millones. La mejora del nudo de Villabona fue una de las principales las demandas del Principado. Esa actuación permitirá aumentar la capacidad de circulación entre Villabona y Lugo de Llanera y se convertirá en un "by pass" que mejorará la conexión con Avilés. Esa actuación, junto con mejoras en el tramo Soto del Rey-Pola de Lena costarán 208 millones de euros. En la red de ancho métrico (antigua FEVE) se gastarán 108 millones: 36,5 en mejora de capacidad y 34,2 en aumentar la seguridad. Y figuran obras en pasos inferiores o puentes como los de Grado o Bances, mejoras en las líneas Pravia-Gijón y Gijón-Laviana y los túneles de El Tranquero y Caseras o la sustitución de pasos a nivel en Fuso-Collanzo y Gijón-Laviana. Asimismo se duplicarán los tramos La Carrera-Pola de Siero y Trasona-Aboño (36,5 millones), y se suprimirán 13 pasos a nivel. Las actuaciones en las vías se llevan 62,27 millones, y permitirán renovar Colloto-Infiesto y Gijón-Laviana.

Fuente:
La Nueva España