«La llegada a El Musel de un buque con el porte del ´Galicia´ nos ayuda a estrechar lazos con todo tipo de instituciones civiles de la región»

Carlos Orueta Lueje (Madrid, 1961) cumple en apenas unos días su primer año al frente de la Comandancia Naval de Gijón. Después de numerosos encuentros, reuniones y actos en los que ha ejercido como cara visible de la Armada en Asturias, hoy vivirá uno de sus días más importantes en el cargo con la llegada del buque anfibio ´Galicia´. Será la primera visita de una gran embarcación militar desde que ostenta el cargo.

-¿Qué supone para la ciudad la llegada del ´Galicia´? -Es un buque anfibio, un barco que ahora mismo está haciendo el viaje de fin de curso de los alumnos de la Escuela Naval Militar de primer y segundo curso. Dentro de la programación está contemplado que en junio y julio los alumnos hagan un viaje para poner en práctica todo lo que han estudiado a lo largo del año. Han estado haciendo maniobras mientras navegaban por el Atlántico y ahora llegan a El Musel como puerto de descanso.

-Además del descanso, también hay previstas varias actividades en la ciudad.-En efecto, se realizarán una serie de actividades paralelas, también de carácter cultural. Mañana (en referencia a hoy) tendremos una actividad muy bonita, que es un arriado solemne con motivo del 175 aniversario de nuestra bandera. El interés reside en que participen autoridades civiles y militares de todo tipo. Por ello, se ha invitado a una representación de la sociedad asturiana y esperamos que el tiempo nos lo respete. El jueves los alumnos harán una actividad en Covadonga y después conocerán el llagar de Sidra El Gaitero. El viernes, finalmente, habrá una fiesta en el Club de Regatas.

-No es común ver buques militares de este tipo en la ciudad.-La verdad es que no. Aquí en El Musel suelen hacer escala patrulleros de vigilancia marítima con sede en Ferrol. Que entren barcos tipo fragata o tipo anfibio es poco habitual, igual se produce una vez cada dos o tres años, por lo que para nosotros es emocionante. Precisamente, la función institucional es esencial para nosotros y tener un barco del porte del ´Galicia´ nos ayuda a estrechar lazos con todo tipo de instituciones de la región. Vendrán unas 160 personas y estoy convencido de que será muy relevante para la ciudad.

-Accedió al puesto de comandante naval hace ahora un año. ¿Qué líneas de trabajo están siguiendo desde entonces? -Este año he estado centrado en asentarme en Gijón. Aunque tengo raíces aquí y en Infiesto, siempre lo he visto de forma personal, no profesional o institucionalmente, como ahora. Trato de establecer contactos y conocer a todas las autoridades de Gijón, Oviedo, Avilés y de los concejos de toda la región. Aunque no tenga competencias en asuntos de pesca, la Armada siempre ha estado muy vinculada al sector y por ello me intereso mucho por las cofradías y los profesionales.

-Habla de contacto directo con los pescadores y sus problemas. ¿Preocupan las cuotas? -Preocupan los problemas generales de la pesca. Las cuotas, la escasez, las vedas… También están muy concienciados con el furtivismo que hay. Ahí les va su puesto de trabajo y su futuro, por lo que hay que apostar por una pesca limpia y sostenible. En eso es en lo que trabajan ellos.

Un foro «enriquecedor»-El Foro de Seguridad y Protección Marítima reunió en la región hace unas semanas a decenas de expertos civiles y militares de varios continentes. ¿Estuvo presente? -Sí, estuvimos invitados y durante los foros pudimos compartir muchas experiencias. Este año han participado miembros de la Unión Europea, Argentina, Guinea, México o Panamá, entre otros. Cada uno ha trasladado la problemática de sus países, algo muy enriquecedor.

-¿Qué impresión se llevaron los invitados foráneos del encuentro? -Les impresionó mucho el Centro de Seguridad Marítima de Veranes. No en vano, es un lugar de excelencia y después de su visita se convencieron de que las instalaciones marítimas de la ciudad son una referencia internacional. Quedaron todos muy sorprendidos con los medios de los que disponen y la gran cantidad de alumnos que pasan por allí. También se estrecharon muchos lazos con las empresas privadas más punteras.

-¿Hay algún proyecto que se esté gestando? -La custodia del patrimonio acuático sumergido también es responsabilidad nuestra y, en este aspecto, también mantengo relaciones muy fluidas con la directora general de Patrimonio. Estamos tratando de colaborar para localizar los pecios, que son arqueológicamente muy interesantes.

-¿De qué tipo de restos estamos hablando? -De buques hundidos o que tengan más de cien años de antigüedad. Estamos trabajando en una cartografía de embarcaciones hundidas en la costa asturianas para saber dónde están y su historia. De todas formas, la costa asturiana es muy compleja en ese aspecto, porque la plataforma continental es muy corta y escasa y en pocos kilómetros ya nos vamos a grandes profundidades, donde no podemos llegar con medios convencionales. De todas formas, estos restos son tesoros en sí mismos, barcos de 1600, 1700…

-Al tomar posesión fijó como prioridad la divulgación de la Armada entre la ciudadanía. ¿Es fácil llegar a todos los públicos? -Todavía nos queda mucho trabajo por delante. De todas formas, en las redes sociales la Armada es puntera. Se está haciendo un esfuerzo muy grande, aunque desde luego hay margen de mejora. Que venga el ´Galicia´ y se haga un acto como el que se va a hacer es un avance tremendo. Gijón es una ciudad que siempre se vuelca en actos de este tipo.

Más

Un buque anfibio que se podrá visitar durante dos días

Fuente:
El Comercio digital