Los empresarios afirman que desde el jueves hay una huelga “encubierta y selectiva”, que afecta más a El Musel que a los muelles avilesinos

La Asociación de Consignatarios y Estibadores del Principado de Asturias, patronal sectorial en la región, denunció ayer que los dos puertos asturianos se están viendo afectados desde el pasado jueves por una huelga encubierta en el sector de la estiba a nivel nacional. La patronal sostiene que hay una caída de rendimientos en El Musel y Avilés de entre el 30% y el 50% y añade que el puerto gijonés se está viendo más afectado que el avilesino. Empresas estibadoras de El Musel aseguraron ayer que la situación es peor y que alguna empresa soporta caídas de rendimientos del 60%.

La "huelga encubierta" que denuncia la patronal es selectiva, ya que no se está dirigiendo contra todas las empresas. Mientras hay compañías que están viendo caer el ritmo en un 60%, en otras se trabaja sin demora. La Autoridad Portuaria de Gijón confirma la situación.

La preocupación se planteó el pasado viernes en una reunión de la patronal asturiana, por cómo afecta a sus empresas y por el daño a los clientes. La patronal sostiene que lo que está ocurriendo "no es legal".

Los estibadores han convocado huelgas de día completo o por horas a partir de la semana que viene. Representantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, sindicato hegemónico en los puertos asturianos, señalaron que la huelga, convocada legalmente, comenzará la próxima semana y negaron que haya una huelga encubierta. "Cada barco lleva su ritmo", señalan desde el sindicato admitiendo que "no hay nada de alegría y no son las mejores condiciones para trabajar, con todo el mundo con el puesto de trabajo colgando" tras la reforma laboral del sector. Las empresas ya denunciaron en febrero otra huelga encubierta en El Musel.

Fuente:
La Nueva España