Con un ojo puesto en las negociaciones que se desarrollan en Madrid entre las grandes consignatarias que operan en España y los sindicatos de la estiba y con el otro atentos a lo que se "cuece" en los muelles de este lado del Pajares. Así están estos días los responsables de las pequeñas empresas consignatarias asentadas en los puertos de Avilés y Gijón. Como ayer informó este diario, el diálogo entre las empresas portuarias y los estibadores asturianos -un centenar de trabajadores entre los puertos de Avilés y El Musel- ya es una realidad, aunque los frutos todavía están verdes.

Ambas partes tratan, al margen de la patronal Anesco, de pactar el modelo de relaciones laborales futuro. Aún no se da por hecho el acuerdo, pero desde la parte empresarial llegan comentarios optimistas sobre el posible cierre de este proceso "en pocos días". Y es que, según hacen ver en medios patronales, "la cifra actual de estibadores bajará casi a la mitad a medio plazo por la jubilación de muchos de ellos", lo que traducido a costes es una noticia tranquilizadora para las empresas, convencidas de que con apenas 50 personas los melles asturianos podrían funcionar sin problemas.

Como gesto de buena voluntad, los sindicatos de estibadores han decidido suspender los paros nacionales convocados para hoy y los días 26 y 27 de junio ante el nuevo escenario abierto en la patronal Anesco tras la salida de los socios más reacios a aceptar los planteamientos sindicales.

Fuente:
La Nueva España