La sociedad también intentará reducir los intereses de la deuda bancaria, que a 31 de diciembre era de 71,5 millones de euros

El rechazo de la Consejería de Hacienda a que el Principado avale la concesión a la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia) de un nuevo crédito bancario de 1,85 millones de euros, para hacer frente a varias sentencias favorables a expropiados, ha puesto a la sociedad al borde de la insolvencia. La segunda alternativa para obtener liquidez, que los puertos de El Musel y Avilés adquirieran parcelas en la Zalia, ha sido vetada por el Consejo Rector de Puertos del Estado. La situación ha llevado a la sociedad a negociar el fraccionamiento de pago con uno de los expropiados para ganar tiempo, mientras sus socios deliberan sobre la posibilidad de tener que hacer nuevos desembolsos para mantener a flote el proyecto logístico en San Andrés de Los Tacones.

Los socios de Zalia son el Principado (40%), El Musel (30%), el Puerto de Avilés (15%) y los ayuntamientos de Gijón (10%) y Avilés (5%). Sus representantes analizaron la delicada situación financiera de la sociedad en la junta general de accionistas que se celebró ayer, en la que se aprobaron las cuentas de 2016, con unas pérdidas de 10.279.000 euros, más del doble de los 4.909.000 euros de números rojos que tuvo en 2015. El aumento de las pérdidas se debe tanto a los gastos financieros de la sociedad como a la retasación de sus activos, esto es, a la pérdida de valor de los terrenos.

Pese a esas pérdidas y a que no se venden parcelas, la Zalia acabó el año pasado con una deuda de 71,5 millones de euros, frente a los casi 100 millones que había llegado a acumular. La explicación es que los pagos a los bancos los están soportando el Principado y el Ayuntamiento de Gijón mediante créditos participativos.

El problema inmediato de la Zalia es obtener para 2017 y 2018 unos 2 millones de euros para hacer frente a pagos pendientes a dos de los expropiados que ganaron los recursos que habían presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. La sociedad trató de ganar tiempo recurriendo ante el Tribunal Supremo las sentencias de mayor cuantía. El alto tribunal aún no se ha pronunciado sobre una de ellas, pero sí rechazó los recursos contra dos sentencias sobre una misma expropiada, que suman 780.000 euros.

La Zalia está negociando con esta acreedora el pago fraccionado de la deuda y le ha ofrecido abonarle ya los 466.000 euros correspondientes a una de las fincas expropiadas y el resto a finales de diciembre. En el caso de que no haya acuerdo y no se aporten nuevos fondos a la Zalia, ésta podría verse abocada a un concurso de acreedores, en el caso de que se solicitara la ejecución de sentencia.

La sociedad también va a tratar de aligerar su carga financiera renegociando de nuevo con los bancos la deuda pendiente de 71,5 millones de euros, con intereses por encima de los del mercado, según explicaron las fuentes consultadas.

Fuente:
La Nueva España