La propuesta será presentada al consejo de administración de la Autoridad Portuaria este mismo mes, probablemente en la mañana del próximo día 19

La refinanciación de los 215 millones de euros que Puertos del Estado ha prestado a El Musel para terminar las obras de ampliación reducirá los pagos en los primeros años, especialmente hasta 2024, pero también el plazo de amortización, que estaba fijado en 2047 y queda ahora en el 2041.

La propuesta será presentada al consejo de administración de la Autoridad Portuaria este mismo mes, probablemente en la mañana del próximo día 19. El presidente de la Autoridad Portuaria, Laureano Lourido, quiere dejar el asunto aprobado antes de que a final de mes se celebre el Consejo Rector de Puertos del Estado, a fin de que pueda ratificarlo en esa ocasión, ya que hay acuerdo al respecto entre Lourido y Llorca.

El acuerdo prevé una reducción de las cuotas de amortización en los primeros años, especialmente hasta el año 2024, y después se producen incrementos paulatinos en las cuotas de amortización. Este nuevo criterio en la devolución del crédito permitirá que la Autoridad Portuaria pueda ajustar mejor sus obligaciones de pagos con el flujo de ingresos esperados. Sin embargo, el acuerdo alcanzado reduce el periodo de amortización del crédito hasta el año 2041, frente al año 2047 que se contemplaba en el crédito inicial, con lo que, a pesar de los cambios acordados, se mantiene el principio de equivalencia financiera entre la deuda reestructurada y el crédito inicial.

Las condiciones a corto plazo, aunque sea a costa de endurecer las siguientes, son especialmente relevantes porque, igual que ahora se modifican los compromisos inicialmente pactados, no hay nada que impida, dentro de siete años, replantear el asunto, si resulta necesario, y tal vez con otros protagonistas. De momento, Puertos del Estado ha querido preservar el principio de equivalencia financiera.

Fuente:
El Comercio digital