El Ayuntamiento sostiene que no puede conceder licencia para el proyecto privado de Santagadea al estar en este momento fuera de ordenación

La anulación judicial del Plan de Utilización de los Espacios Portuarios (PUEP) del Puerto de Gijón puede acabar sepultando las expectativas del Grupo Santagadea de ampliar el parque lúdico-acuático de Talasoponiente. Una inversión de cinco millones de euros que ahora queda en el aire al entender el Ayuntamiento que las instalaciones del centro de talasoterapia están fuera de ordenación urbanística, lo cual le impide conceder una licencia para un complejo que está sin cobertura legal.

FOTOSEl nuevo parque acuático de Talasoponiente

El parque acuático de Talaso tendrá un funcionamiento autónomo y tarifas propias

El plan de usos de 2005 que permitió construir el centro de talasoterapia quedó fuera del ordenamiento jurídico por sentencia de la Audiencia Nacional de fecha 17 de enero de 2011. Dicho fallo devino firme por un auto de 26 de enero de 2012 del Tribunal Supremo. A partir de ese momento en los terrenos portuarios gijoneses pasó a regir el plan inmediatamente anterior, aprobado en 1999, donde no se recogen ninguno de los cambios y desafectaciones que se incorporaron en el anulado por los tribunales. Así será en tanto no se tramite un nuevo Plan de Espacios Portuarios. La situación es similar, aunque trasladada al ámbito portuario, a lo sucedido en Gijón tras las anulaciones de los dos últimos Planes Generales de Ordenación (PGO).

La redacción y tramitación del nuevo documento le corresponde al Ministerio de Fomento. El Consistorio constata que transcurridos casi seis años desde la sentencia que anuló el plan de usos portuarios no parece haber prisa para solventar este problema. Así lo ha puesto de manifiesto durante los trabajos de redacción del nuevo Plan General donde, en principio, se recoge la obligatoriedad municipal de incorporar la ordenación del plan de usos vigente. Esto es, el de 1999, incluyendo las dotaciones ya ejecutadas como la ampliación de El Musel o el propio Talasoponiente.

El Ayuntamiento se ampara en la sentencia anulatoria del plan de usos para defender su postura de que no es posible dar licencia urbanística a un proyecto privado que, por otra parte, tampoco convence al actual equipo de gobierno de Foro por su impacto visual.

Más afecciones

La nulidad del plan de usos de 2005 impediría acometer a día de hoy otras transformaciones previstas como el hotel en el edificio de la antigua sede de la Autoridad Portuaria en el Muelle y dejaría sin cobertura legal, asimismo, algunas actividades de hostelería desarrolladas actualmente en el Puerto Deportivo.

Los empresarios de Santagadea, en cualquier caso, no arrojan aún la toalla y tienen depositadas sus esperanzas en un dictamen de la Autoridad Portuaria, que podría darse a conocer este mismo mes cuando se reúna el consejo de administración.

Fuente:
El Comercio digital