El Principado sustituye el nivel de prealerta por el de aviso mientras Arcelor, EdP y Asetra defienden sus medidas «voluntarias» y el cumplimiento de la normativa | El transporte, restringido por el protocolo, dice no entender «por qué son los únicos que responden cuando no son los causantes» de la polución

Cuarenta y ocho horas después de activar la prealerta por contaminación, el Principado rebajaba ayer el protocolo al nivel de aviso, el más bajo de los tres previstos. La decisión llegaba al «constatar que la calidad del aire ha mejorado y que en las últimas 24 horas no se ha superado el límite diario de concentración de partículas inferiores a diez micras (PM10), fijado en 50 microgramos por metro cúbico (µg/m³), en el entorno de Gijón». La media diaria en la estación considerada de referencia para activar el protocolo, la de la avenida de la Argentina, se situaba durante la jornada de ayer en una media de 44 (µg/m³), si bien la red de monitorización del aire del propio Principado recogía niveles de hasta 69 (µg/m³) a las 11 horas.

El episodio de contaminación acrecentado en el municipio desde el fin de semana obligaba el lunes a las administraciones a establecer una serie de medidas, entre las que se incluían una «especial vigilancia sobre las actividades industriales que implican levantamiento de polvo». Dos de las empresas de la zona oeste reguladas por la Autorización Ambiental Integrada (AAI) defendían ayer su cumplimiento de las actuaciones contempladas en la normativa. Arcelor indica que durante los dos días de prealerta han «aplicado todo lo previsto por la Administración», aumentado «los riegos de viales, cerrado los portones de las instalaciones y anulando vías de transporte de caliza y cock». En el actual nivel de aviso, precisan, la siderúrgica continuará vigilando las emisiones y efectuando riegos.

Más información

Ecologistas alertan de picos no regulados en El Musel y El Lauredal

Respecto a la térmica de Aboño, EdP indica haber suspendido «en estos días, de forma voluntaria, el transporte de carbón desde las minas de León y desde El Musel», tal y como «se ha comunicado a las autoridades ambientales». La central térmica afirma, además, «estar siempre por debajo de los niveles permitidos por la normativa en cuanto a nivel de emisiones derivadas de la actividad industrial». Los datos, añaden, están verificados en tiempo real por la Consejería de Medio Ambiente.

La limitación del transporte de vehículos pesados de 7 a 9 de la mañana fue otra de las medidas activadas por el Principado durante la prealerta. «No tiene ningún sentido, es una medida más artificiosa que real», destaca el presidente de la patronal del transporte Asetra. Ovidio de la Roza denuncia que los transportistas «no entienden por qué son los únicos que responde de la contaminación cuando no es así». Los causantes «no somos nosotros. No hace falta ningún estudio, solo hay que ver las emisiones de una zona altamente industrializada». No obstante, el presidente de Asetra recuerda el «apoyo» de su sector a la industria e insta a «buscar un equilibrio entre actividad y sostenibilidad».

Accesos al puertoEn la vía de ese respeto al medioambiente sostiene Asetra que se encuentra el transporte. «Es el sector que más ha reducido los niveles de contaminación, estamos hablando de un 300% en emisiones», explica De la Roza, que lanza otra de las reivindicaciones «históricas» de la asociación, los accesos a El Musel. «Pedimos que no transiten por zonas urbanas de tanta densidad como La Calzada, también por el tema del ruido».

Detrás del repunte de los últimos días, el Gobierno autonómico sitúa las condiciones de «estabilidad atmosférica y las inversiones térmicas, situaciones en que las partículas quedan atrapadas cerca del suelo con un mayor riesgo para la salud, provocaron al comienzo de la semana un empeoramiento de la calidad del aire y dificultaron la dispersión de contaminantes, agravada también por los efectos de los incendios forestales».

El Principado avanza, además, que el Consejo de Gobierno aprobará «próximamente» un protocolo a activar en las distintas zonas del ´área central de Asturias en circunstancias excepcionales.

Fuente:
El Comercio digital