Tres de los cuatro barcos con operaciones ayer en El Musel sufrieron retrasos por los paros y la EBHI sigue sin estar afectada por el conflicto

Altos índices de seguimiento admitidos por todas las partes y ausencia de incidentes notables siguen siendo las características del conflicto de la estiba en toda España, que vivió ayer la sexta jornada de huelga, en este caso de media jornada en horas alternas. En El Musel fueron marcados servicios mínimos para dos barcos, uno que carga clínker y otro de línea regular de contenedores, pero fuentes sindicales indicaron que dichos servicios mínimos no llegaron a ser utilizados por las características de la mercancía y el carácter intermitente de los paros, suficiente para despachar los barcos.

Cuatro fueron los buques atracados ayer en El Musel para realizar operaciones comerciales. El ´Mineral energy´, atracado en la terminal de graneles sólidos (EBHI), trabajó con normalidad, ya que la terminal granelera no utiliza estibadores y, consiguientemente, no está afectada por la convocatoria de paros.

Dos de los otros tres barcos cargaban mineral y clínker en el Muelle Norte, donde el movimiento de mercancía sigue en aumento, y sufrieron retrasos, si bien solo para el que embarcaba clínker había servicios mínimos pedidos, según informaron fuentes de la Autoridad Portuaria.

Fuente:
El Comercio digital