El Musel prevé trasladar la propuesta a la reunión de su consejo de administración

La dirección de la Autoridad Portuaria de Gijón contempla sacar por tercera vez a subasta su antigua sede frente al Muelle. Esa es una de las propuestas que los responsables portuarios han incluido en el orden del día de la reunión de su Consejo de Administración, convocada para esta mañana.

El consejo ratificará previsiblemente la declaración como desiertas de las subastas de la antigua sede y de los terrenos portuarios en la antigua parcela de Naval Gijón. Aunque en ambos casos han quedado desiertos, la situación es diferente para ambos bienes. En el caso de los terrenos del antiguo astillero, el Puerto no recibió ninguna oferta por los mismos. No es así en el caso de la antigua sede, en cuya segunda subasta se recibieron dos ofertas, pero que no cumplían con los pliegos.

Una de esas ofertas fue rechazada al condicionar la compra a que se despejasen las dudas urbanísticas sobre el edificio, afectado por el Plan Especial de Cimadevilla, en el que no se contempla el uso hotelero del inmueble. Esa oferta se condiciona a la obtención de la licencia municipal, tras solventar los problemas del PGO, al que alegó el Puerto.

La segunda de las ofertas fue rechazada porque los empresarios que la promovían no depositaron en la Autoridad Portuaria el aval de 152.150 euros exigido como garantía.

La primera subasta, por 3,58 millones de euros, se cerró sin ofertas en julio de 2017. La segunda, por 3,04 millones de euros, quedó desierta a principios de este mes.

El inmueble consta de dos edificios anexos que suman 2.864,88 metros cuadrados y que cuentan también con una parcela para aparcamiento de 875 metros cuadrados.

Fuente:
La Nueva España