“Los altos niveles de micropartículas no se deben al tráfico ni a la industria locales; es importante estudiar cuál es el origen”, dice Fructuoso Pontigo, , portavoz de la Coordinadora Ecoloxista d´ Asturies.

Lugones está de récord, pero de los negativos. Y es que la localidad sierense ha arrojado las peores cifras de la región en lo que a contaminación se refiere. Desde hace más de una semana se vienen produciendo continuos picos de más de 100 microgramos por metro cúbico de aire en los niveles de PM10 -pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, hollín, metales, cemento o polen dispersas por la atmósfera y con un diámetro menor a los 10 micrómetros-, un fenómeno al que los ecologistas no encuentran respuesta. Descartan que la fuente de estas alteraciones sea el tráfico, y apuntan, como hipótesis más verosímil, que estos incrementos se deban a partículas que son llevadas por las corrientes de aire hasta Lugones.

“El caso de los picos de contaminación en Lugones es difícil de explicar. No puede tratarse del tráfico porque no hay incremento en óxido de nitrógeno, que es un factor asociado; tampoco se debe a agentes meteorológicos, ya que en los últimos días ha habido lluvia y en el resto de la región no se han percibido incrementos de partículas; tampoco hay en la zona industrias excesivamente contaminantes como para que se produzcan estas cifras. Es difícil de explicar”, desgrana Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecoloxista d´ Asturies, quien advierte de que estos incrementos en los valores de PM10 “no son excesivamente peligrosos, pero sí son preocupantes”.

La hipótesis más verosímil que manejan los ecologistas para dar respuesta a este fenómeno es que sean las corrientes de aire las que lleven las partículas a Lugones. “La ubicación de la estación medidora, que han escondido en el entorno del IES Astures, se encuentra en un alto. Esto hace que no mida la plenitud de la contaminación de la localidad, pero también que pueda verse expuesta a corrientes de aire”, baraja Pontigo.

Si esta fuese, efectivamente, la respuesta a este interrogante, ahora los ecologistas quieren despejar otra incógnita: “¿De dónde viene la contaminación?”. Sin duda, para Pontigo la clave la tienen el Principado y el Ayuntamiento. “Si pudiésemos acceder a los datos de las estaciones medidoras privadas quizás se pudiese seguir el rastro de esas partículas y, quizás, ponerle solución”, expresa el ecologista, quien apunta a que los vientos que llegan a la zona centro en esta época del año lo suelen hacer desde el Norte. Por ello, no sería descabellado señalar Gijón o Avilés como posibles fuentes de la polución.

En cuanto al estudio para valorar la calidad del aire de Lugones, encargado por el Ayuntamiento, y finalizado hace semanas, se encuentra actualmente en fase de análisis por los ténicos municipales. Pontigo cree que también puede arrojar luz al asunto: “A ver qué dicen los expertos, y a ver si saben de dónde viene la contaminación. El problema es que de estos problemas nadie quiere saber nada”.

Gijón: El Parlamento regional propone más estacionesEl problema de la contaminación que sufre la zona oeste de Gijón traspasó ayer las fronteras locales y tomó asiento en el Parlamento asturiano. En sesión plenaria, la Junta General del Principado aprobó una moción de IU para reforzar la prevención de la contaminación atmosférica, haciendo especial hicapié en la situación que sufre el territorio gijonés más próximo a las grandes instalaciones industriales del municipio.

La moción incluía también una medida que afecta al Puerto de Gijón: la necesidad de llevar a cabo el cubrimiento de la zona de carbones de El Musel, una de las más recientes demandas de la Plataforma contra la Contaminación, que reúne en Gijón a colectivos ecologistas, sociales y vecinales.

El diputado de Izquierda Unida Ovidio Zapico fue el encargado de defender la iniciativa. Zapico remarcó la necesidad de revisar de inmediato las autorizaciones ambientales integradas de las empresas potencialmente más contaminantes. Para ello, propuso acordar con las empresas afectadas “planes de inversión con calendarios y objetivos definidos”.

La moción aprobada con el respaldo de todos los grupos con representación en el Parlamento asturiano propone realizar un estudio sobre el estado de las estaciones de medición y la idoneidad de su ubicación, instalando nuevas estaciones para reforzar la red pública. Además, insta al Ejecutivo autonómico a presentar en el actual periodo de sesiones el proyecto de ley de sostenibilidad y protección ambiental que permita su aprobación durante la presente legislatura autonómica.

Aumentar los recursos destinados a vigilancia ambiental, diseñar un protocolo de inspección urgente e información pública, elaborar un nuevo plan de movilidad del área metropolitana central de Asturias o acordar con los ayuntamientos afectados su participación en la gestión de los planes de mejora de la calidad del aire son otras de las medidas que incluye la propuesta.

La iniciativa contó con el respaldo de todas las formaciones aunque con algunos matices. En este sentido hay que reseñar la disconformidad del PSOE con el segundo punto de la moción en lo relativo a la incorporación de medidas de cubrimiento de la zona de graneles de carbón del puerto de El Musel. Por ello, los socialistas pidieron la votación separada por puntos, que fue aceptada por IU como grupo proponente. Dicho epígrafe salió adelante con 31 votos a favor y 14 en contra, mientras que el resto de la moción fue respaldada por unanimidad.

La moción parlamentaria satisface en parte las exigencias de la Plataforma Contra la Contaminación de Gijón, que esta misma semana reclamó a las administraciones públicas que su nivel de exigencia a la hora de otorgar las autorizaciones ambientales integradas a las industrias sea “el máximo posible y no un tragadero”.

Además de reclamar el endurecimiento de los permisos ambientales a las empresas potencialmente contaminantes, como palanca para que la gran industria acometa inversiones medioambientales, la Plataforma también pide un mayor control de las emisiones y que los datos de contaminación por chimenea industrial, que el Principado tiene monitorizados en tiempo real, se difundan en la web también en tiempo real, para comprobar que no se superan los valores permitidos.

Leer noticia en fuente original: lne.es (1) | lne.es (2)


troposfera.org Portal de Calidad del Aire

Fuente:
Troposfera.org