En 2017, el puerto ha batido un récord histórico en la cifra de negocio, que se ha situado en los 48,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 17,6%. El tráfico de graneles líquidos ha caído un 37,64%, mientras el de graneles sólidos se ha mantenido estable.

La Autoridad Portuaria de Gijón ha registrado un descenso del 16,7% en los dos primeros meses de 2018, principalmente debido al retroceso en el movimiento de carbón térmico, que ha supuesto una reducción del 21,15% en las toneladas manipuladas por la terminal EBHI, especializada en graneles sólidos.  

En general, los graneles líquidos han caído un 37,64% hasta febrero, mientras los sólidos se han mantenido prácticamente constantes. En cuanto a la mercancía general, su tráfico ha disminuido un 7,77%.

Estos datos empañan las buenas cifras logradas por el puerto en 2017, cuando se ha batido un récord histórico en la cifra de negocio, que asciende a 48,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 17,6%. El resultado neto del ejercicio ha superado los 13,3 millones de euros, lo que sitúa a El Musel en octava posición dentro del sistema portuario en este ámbito.

Asimismo, cabe destacar el incremento en el coste por tonelada movida, lo que pone de manifiesto un crecimiento sostenido de la eficiencia de sus operativas. Estos datos han llevado al puerto a posicionarse entre los 11 que aportan recursos al Fondo de Compensación Interportuaria, con un total de 697.000 euros.  

Transporte marítimo Autoridades Portuarias

Fuente:
Cadena de suministro