El Presidente acusa a Mercedes Fernández de aludir a la connivencia del Principado con la residencia de Felechosa para tapar el caso “Gürtel”

El grupo parlamentario de Izquierda Unida en la Junta se ha situado esta mañana, "de forma solemne", "en la oposición política. Su portavoz, Gaspar Llamazares, utilizó su turno en las preguntas al Presidente para hacérselo saber a Javier Fernández, que un instante antes había anunciado su intención de ofrecer, otra vez, a IU y Podemos "una propuesta en distintos ámbitos para poder llegar a un acuerdo para dar estabilidad a los 23 meses que quedan de legislatura". Llamazares aludió, como otras veces en la cámara, al "cumplimiento pobre" del pacto de investidura con el que la coalición hizo presidente a Fernández y pese al ofrecimiento, del que se felicitó, recorrió las tres fases que a su juicio ha cubierto la legislatura asegurando que el Gobierno ha pasado de "la resistencia al cambio al periodo de la obstrucción (cuando pactó los presupuestos con el PP a cambio de la rebaja del impuesto de sucesiones) y ahora a la parálisis". Su réplica también pide cambios de políticas y una remodelación del Gobierno y acentúa oficialmente la soledad parlamentaria del PSOE. A la enésima petición de construcción de una mayoría de izquierdas, el presidente del Principado replicó a Llamazares mirando a Podemos y a su persistente oposición a llegar a acuerdos con el Gobierno. "Les propongo a ustedes, a la izquierda, ir en serio", ha dicho Javier Fernández, "pero debería colocar la responsabilidad donde corresponde", dijo mirando específicamente a la bancada podemista. Su propuesta de acuerdo se refiere, concretó, a "hablar de fiscalidad, presupuestos, regeneración democrática, construcción del área metropolitana central asturiana o el combate contra la demografía declinante", además de la Variante de Pajares, el carbón o la defensa de la industria electrointensiva. "Ojalá salga adelante", ha concluido, "pero usted debe ver desde dónde se colocan los inconvenientes. No tome una actitud apostólica como si fuera la carta de Gaspar a los corintios. Nadie está por encima del bien y del mal y usted está adoptando una actitud un tanto farisaica". El presidente, por otro lado, ha acusado a la portavoz del PP, Mercedes Fernández, de "sobreactuar" en su alegato sobre la connivencia del Principado en los convenios que las consejerías de Bienestar Social suscribieron para el seguimiento y control de la actividad de la residencia geriátrica del Montepío de la Minería en Felechosa, epicentro de la investigación de la "operación Hulla". Javier Fernández acusó además a su antagonista popular de sacar el tema ahora para tapar la corrupción en el PP. "Ahora parece que importa utilizar esta plataforma", ha dicho, "porque esta semana unos señores comparecieron en los juzgados por una burbuja. No la inmobiliaria, sino la de la tesorería del PP", ha dicho en referencia a la declaración de varios ex ministros del PP, entre ellos Francisco Álvarez-Cascos, ante el juez que investiga la trama "Gürtel" y los papeles de Bárcenas.

Fuente:
La Nueva España