Llamazares afirma que la variante de Pajares es «el oscuro objeto del chantaje y se utiliza como rehén de las peleas de la derech»

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares y el diputado de la formación Ovidio Zapico, han exigido este jueves la reunión urgente de la alianza política y social por las infraestructuras de Asturias para buscar una respuesta "más exigente y menos complaciente" con el ministerio de Fomento.

Ambos han comparecido en rueda de prensa para dar a conocer sus conclusiones tras la "enésima visita" del Ministro de Fomento a Iñigo De la Serna Asturias. Llamazares ha asegurado que sin duda "De la Serna el mejor propagandistas del Gobierno de Rajoy y Asturias forma parte de su ronda de anuncios incumplidos".

Noticias relacionadas

Foro apoya el plan para la variante, pero pide acortar el tiempo de viaje de Madrid a Asturias

"Si se suman todas las propuestas comprometidas por el ministro no alcanza con el presupuesto en su conjunto. Pero además lo más escandaloso es la ejecución calamitosa y cicatera con Asturias", ha dicho Llamazares que ha indicado que en 2016 la ejecución de las inversiones comprometidas fue del 18% en Adif alta velocidad y en el primer semestre 2017 iba por 18,9%.

Ha añadido Llamazares que la variante de Pajares es "el oscuro objeto del chantaje y se utiliza como rehén de las peleas de la derecha". En este sentido ha lamentado que la última solución por la que se aboga es la salomónica. "Ni para ti ni para mi, acepto que se haga también para las mercancías pero al mismo tiempo acepto que tiene que ir a alta velocidad con solución salomónica del tercer hilo que deja insatisfechos a todos", ha dicho.

Por todo ello IU considera "urgente reunir la alianza política y social por las infraestructuras para tener una posición más exigente y menos complaciente con los incumplimientos del gobierno central.

En esa línea Zapico ha manifestado que de la visita del ministro se pueden extraer varias conclusiones. La primera conclusión es que todos los tiempos de mejora del sistema ferroviario se deben a avances que se van a producir en Castilla y León, lo que quiere decir que muchísimos usuarios asturianos tendrán que seguir haciendo lo mismo que ahora, coger su coche y pagar peaje para viajar desde León.

Además se constata que todo el enredo en el que se metió la derecha asturiana ha servido sólo para perder un año y ahora garantizar el uso de también los trenes de mercancía, es decir el tráfico mixto defendido desde el inicio por IU y que estaba en las previsiones iniciales.

Otra de las conclusiones es que "estamos ante el cuento del palo y la zanahoria". "Se pone una fecha y cuando esta está llegando se va cambiando y alargando", ha dicho Zapico que ha aventurado que la apertura no llegará antes de 2021, de nuevo "cuatro años vista".

Fuente:
El Comercio digital