La propuesta incluye elevar el IBI a grandes superficies y a El Musel y actualizar las tasas y precios públicos congelados desde 2012

Aunque aún quedan meses para concretar las cifras del presupuesto municipal de 2018, los grupos municipales ya están dándole vueltas a las ordenanzas fiscales. IU tiene claro su mensaje: ha llegado la hora de pasar del debate de los gastos al de los ingresos. Y ellos supone hablar, sin tapujos, de subir impuestos, tasas y precios públicos. Muchos de ellos -incluidos el agua, la basura o el autobús- congelados desde 2012. "No puede haber una congelación indefinida de las cosas. Hay que revisar lo que tenemos", explicaban ayer Aurelio Martín y Ana Castaño avisando, de paso de que "quien diga que se pueden bajar impuestos y mantener los servicios están engañando".

Para los concejales de IU la subida es inevitable para salvar la situación económica de un Ayuntamiento donde van bajando los ingresos corrientes y subiendo los gastos corrientes. En este concepto, en 2016 se ingresaron 207 millones: 15,8 menos que el año anterior. Sin embargo el gasto corriente subió de 174,6 a 180 millones.

En el caso de los impuestos directos, que suponen el 51,45% de los ingresos corrientes, IU plantea incorporar al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un tipo de gravamen diferenciado que, basándose en el uso y el valor catastral, haga pagar más a los propietarios de grandes superficies comerciales, industriales, deportivas o que generen cualquier actividad económica que a los simples propietarios de vivienda. También se analiza la posibilidad de subir el IBI de características especiales, que en Gijón afecta fundamentalmente al puerto de El Musel. La propuesta de IU sobre el IBI también incluye mejoras en las bonificaciones por familia numerosa y un recargo para viviendas desocupadas permanentemente, especialmente las que son propiedad de la banca.

Otras propuestas de IU en materia de impuestos son incrementar el coeficiente del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y bonificar actuaciones de eliminación de barreras arquitectónicas a la hora de pagar el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). En el caso de los tasas y precios públicos, IU mantiene como idea general su actualización con la subida del IPC. "Si no desde 2012 cuando se congelaron si respecto al último año", matizó Martín. IU quiere además revisar al alza las tasas por instalación de elementos de telefonía móvil y cajeros.

Bienes de la Iglesia

Por otro lado, y tras la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que entiende que algunas exenciones fiscales a la Iglesia Católica en España "pueden constituir ayudas estatales prohibidas". Xixón Sí Puede ha solicitado al gobierno local que haga un catálogo de los inmuebles que se puedan ver afectados. Para XSP es una vía para aumentar los ingresos municipales en el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Fuente:
La Nueva España