30 activistas de la ONG han denunciado así a la térmica de Aboño como una de las más contaminantes de Europa

Una treintena de activistas han colocado esta mañana un cartel gigante con el lema "No más carbón" en El Musel, en Gijón. El enorme mensaje ocupaba una superficie de 1.300 metros cuadrados. Los activistas también portaban pancartas con el lema "Carbón es cambio climático".

El objetivo de la ONG ha sido el de exigir al Gobierno que legisle contra el cambio climático y establezca un calendario para que las centrales térmicas de carbón cierren antes de 2025. Greenpeace ha puesto el foco de su denuncia en la central térmica de Aboño, de la eléctrica EDP, a la que denuncia por ser la instalación que más cambio climático produce en España y entre las 30 térmicas más contaminantes de Europa.

Desde la organización ecologista han pedido a la compañía eléctrica EDP, "y a todas las eléctricas propietarias de térmicas de carbón", un plan de cierre de sus centrales contaminantes.

Fuente:
La Nueva España