Según el portavoz del Ejecutivo, pese a que la moción de Podemos que reprobaba a Fernández aludía a episodios de contaminación, los grupos parlamentarios han justificado su voto con cuestiones que no tenían ninguna relación en dicha asunto

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha defendido la gestión «diligente e impecable» de la titular de Infraestructuras y Medio Ambiente, Belén Fernández, que hoy ha sido reprobada por el pleno de la Junta General por su actuación en los últimos episodios contaminantes registrados en Asturias.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara, Martínez ha señalado que esta forma de actuar de la consejera se ha producido también a la hora de afrontar la planificación de medidas para mejorar la calidad del aire en el Principado ajustada «a los parámetros más exigentes de España y de Europa».

Según el portavoz del Ejecutivo, pese a que la moción de Podemos que reprobaba a Fernández aludía a episodios de contaminación como el registrado el pasado 24 de abril en la factoría de ArcelorMittal en Avilés, los grupos parlamentarios han justificado su voto con cuestiones que no tenían ninguna relación en dicha asunto.

Así, ha recordado que Podemos ha llegado a hablar «de lluvia ácida de la que hace responsable a la consejera»; el PP se ha quejado del «trato» que recibe en el Congreso el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y Foro ha mencionado a la variante de Pajares.

En el caso de IU, Martínez, tras advertir de que su toma de posición «no beneficia para nada las relaciones con el Gobierno», que suscribió un acuerdo de investidura con la coalición al inicio de la legislatura, ha lamentado que esta formación haya pasado en una semana de pedir «la máxima dureza» con empresas contaminantes a emplazar hoy al Ejecutivo a no funcionar «a golpe de expediente».

El pasado mes de marzo, tras la reprobación de la consejera de Medio Rural, María Jesús Álvarez, el Gobierno ya advirtió de que el apoyo de IU suponía «un deterioro evidente» de las relaciones entre el Ejecutivo y la coalición que, apuntó entonces el Ejecutivo, no podría volver a ser «iguales ni las mismas».

Fuente:
El Comercio digital