Empresarios náuticos reclaman que se atraiga a un tipo de turismo interesado en la navegación “aunque no disponga de barco”

"Aunque lo tiene muy cerca, Gijón vive de espaldas al mar". Es la opinión de Álvaro Zulueta, responsable del club de navegación "Fanautic", con sede en Marina Yates, en el Muelle de la Osa, de El Musel, que coincide con la de otros empresarios del sector, que ven como la actividad náutica no acaba de arrancar, "pese a sus enormes posibilidades".

Así opina José Antonio Suárez, que el próximo mes de mayo pondrá a flotar el club de navegación y charter "Náutica ST Navegación", según sus palabras, "el primero puramente asturiano". Ambos proyectos parte de una misma premisa: "Que todo aquel al que le guste la mar pueda disfrutar de ella, aunque no tenga la posibilidad de tener un barco en propiedad". Así, merced a una cuota mensual, se puede salir a navegar con barcos alquilados por esta empresa. Un coste que, aseguran, no resulta tan elevado como comprar un barco y mantenerlo.

"La gente que quiere navegar, no se va a quedar sin hacerlo", explica Suárez. "El negocio está enfocado a la gente que le gusta el mar, pero también para aquéllos que no lo conocen y quieren probar". En ese aspecto coincide también Álvaro Zulueta: "Todo aquel que navega, cuando se baja del barco ya está pensando cómo hacer para poder volver a navegar".

Estas dos empresas radicadas en Gijón buscan, de algún modo, romper mitos de la navegación como que "es de ricos" o que "en Asturias casi siempre hace mal tiempo". "Aquí, se puede navegar todo el año", confirman tanto Zulueta como Suárez, comparando las aguas gijonesas con las del Mediterráneo. "El Cantábrico es un mar duro pero noble, avisa cuando va a venir mal tiempo. El Mediterráneo es más traicionero", coinciden ambos.

Pero no solo para el disfrute del ocio de los gijoneses están pensados estos dos proyectos. "Gijón tiene que luchar por atraer un turismo náutico", explica Zulueta, "como ocurre en el Mediterráneo o en Santander". "En Gijón no habrá más de diez empresas dedicadas al mar. ¡Son poquísimas! Debería haber cincuenta", clama el experto.

Para los navegantes, "Gijón tiene el mar cerca, pero no está explotado", analiza Zulueta, "es necesario que se creen más empresas similares, que hagan crecer el sector náutico de la ciudad". Para este representante del sector, "las administraciones públicas no ponen trabas, hay muchas facilidades, pero no existe cultura de fomento del sector náutico. Cualquier nueva iniciativa que nazca de cara al mar en esta ciudad resultará positiva".

El objetivo de los empresarios del sector es conseguir "inocular a la gente el amor por la mar. Hay que enfocar Gijón turísticamente con vistas a la mar, acercarla a los turistas y a los nativos", señalan los empresarios, que insisten en que una ciudad costera como ésta "debería sacar mayor provecho de su magnífico litoral".

Fuente:
La Nueva España