La inversión de 14,6 millones es la mayor desde 2013 aunque los sindicatos ferroviarios la ven «escasa» y dicen que solo «dará para parches»

Los presupuestos que ofrece el Estado reducen un 11,6% los recursos del Ministerio de Fomento. Pese a ello, el departamento comprende que las cercanías asturianas no admiten más ajustes. Por ello incrementa un 187% la reserva que Adif y Renfe podrán invertir en adecuar las vías, estaciones y trenes de ancho ibérico (los rojos) y métrico (el tradicional de Feve). La mejora incluye las facturas que enfrenten para mercancías y la línea costera. Los 14,6 millones «solo darán para parches en la red, y si se mueven con criterio; todo lo que sea mejorar bienvenido sea, pero se queda muy escaso si se quiere arreglar el desastre de Feve», estiman los representantes labores de las empresas.

En 2016 Feve (hoy integrado como división dentro de la propia Renfe) canceló 2.472 servicios de cercanías. En enero, hasta el día 28, reconocía 256 más. Las supresiones se siguen produciendo, y en las últimas fechas se ceban con la línea Gijón-Trubia, dejando desasistidos a los usuarios del Parque Principado y Colloto, que no tienen otra alternativa ferroviaria. La mayoría de las incidencias no se anuncian en el canal de internet de una empresa que, en las últimas semanas, tampoco procura autobuses sustitutorios, dada la factura que estos alquileres urgentes le dejaron en las cuentas de 2016, con 331.500 euros.

En el cómputo total, el grueso de las cancelaciones se están produciendo por falta de repuestos y mecánicos en los talleres de El Berrón, hoy convertido en una suerte de ´cementerio´ de convoyes. La falta de componentes obliga a los especialistas a ´canibalizar´ unos trenes, despojándolos de motores y frenos para aprovecharlos en otros. «Sería necesario comprar unidades nuevas, porque las que hay, pasan más tiempo en el taller que en la vía», dicen los sindicatos. Para mejorar el servicio, Adif cuenta esta vez con 2,3 millones para actuaciones en infraestructura, casi otro millón para las cercanías de ancho métrico, y dos más para su ambicioso plan de supresión de 22 pasos a nivel. Renfe contará con 3,2 millones para «grandes reparaciones», casi uno más para arreglar el parque de mercancías, y 855.000 euros para remozar sus estaciones de Feve. El resto de los fondos se diluyen en apuntes contables de menor entidad.

Como es tradición, el esfuerzo en el ferrocarril convencional y las mercancías, incluso cuando mejora, sigue sin rivalizar con la alta velocidad. Por cada euro que Fomento reserva para la red que más utilizan los asturianos, hay otros 4,6 para las obras de variante de Pajares en Asturias. A diferencia de los macrotúneles, la mejora de las cercanías no está recogida de forma expresa ni en el acuerdo que firmaron PP y Foro, ni en el de Ciudadanos. Sí figura como la segunda de las urgencias en la ´Alianza social y política por las infraestructuras de comunicación del Estado que Asturias necesita´, el documento rubricado por el Gobierno regional con IU y los agentes sociales. Ahí se reivindica un plan de cercanías contra el «imparable deterioro que padecen sus instalaciones, servicios y medios».

La ambición está al Este

Con todo, la comparación que minusvalora los números asturianos hay que hacerla con Cantabria. Los primeros presupuestos de Íñigo de la Serna incrementan un 404% los fondos que Renfe y Adif tienen allí para todas las actuaciones al margen de la larga distancia o las integraciones ferroviarias. La provincia vecina recibe 19,66 millones, un 34,6% más que el Principado. La asimetría se produce a pesar de que la malla cántabra está compuesta por 311 kilómetros, algo menos de la mitad que los 677,5 kilómetros de la asturiana, según las medidas del anuario ministerial. En esta materia el esfuerzo de Fomento es de cinco euros por cada asturiano y de 33,3 por cada habitante de Cantabria.

La progresión permite al ministerio afrontar mejoras de envergadura en Cantabria. Emerge así un proyecto denominado como ´Cercanías cornisa cantábrica´, que exigirá 50,7 millones en varios ejercicios; por de pronto en 2017 se plantea inyectar ya un 10,7%. Adif cuenta con otros 6,3 millones para las cercanías de ancho métrico de la comunidad vecina, cuya situación también ha motivado las quejas de los usuarios.

Un matiz. Renfe despacha en Asturias 7,4 millones de billetes de cercanías, justo el doble que en Cantabria, con una particularidad. La red de Feve del Principado es la más extensa, pero la que comunica a Santander es, de largo, la más utilizada. Pese a sufrir similares problemas, moviliza a unos 8.500 viajeros diarios, unos 2.200 más que los asturianos.

Fuente:
El Comercio digital