Desde la Administración sólo señalan que «se está trabajando» en los proyectos para que no afecten a los servicios actuales. La Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados vuelve a debatir la Variante de Pajares.

El Ministerio de Fomento no termina de asegurar que la necesaria remodelación de la rampa de la variante de Pajares no vaya a afectar a los servicios ferroviarios de mercancías que operan a través de la misma.

Después de que el presidente de Adif, Juan Bravo, indicase en abril que estos cambios «no generarán necesariamente» una serie de problemas al transporte de mercancías por ferrocarril, porque España /está trabajando en una tecnología para trasladar a los ferrocarriles de mercancías el eje de rodadura desplazable/, el debate ha vuelto esta semana a la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.

Tras varios minutos debatiendo el importe de las actuaciones a acometer en la variante de Pajares, el diputado socialista, Antonio Trevín, ha solicitado al secretario general de Infraestructuras y presidente de Seittsa, Manuel Niño, una aclaración muy concreta sobre las obras de la Variante.

/Es fundamental que, de una manera clara, el Ministerio de Fomento diga que si la reforma de la rampa de Pajares va a implicar la suspensión de servicios, si va a haber épocas en las que las mercancías de la industria asturiana no van a poder salir por ferrocarril. Esto no supondría un traspíes para la industria asturiana y sus puertos, supondría un auténtico batacazo/, ha apuntado el diputado.

Trevín ha recordado que por la Variante de Pajares se mueve el 11% de todas las mercancías que circulan en España por ancho ibérico, por lo que /considera de Ley que el Gobierno de España clarifique este tema porque es de vital importancia/. 

En su respuesta, Niño ha señalado que el Gobierno /está trabajando para que el diseño de los proyectos y la ejecución de las obras no impliquen la interrupción del servicio de trenes de mercancías/.

Administración

Fuente:
Cadena de suministro