Quince industrias del sector se unen para solicitar una concesión en El Musel para abaratar y agilizar su logística de proyectos

El presidente de Femetal, Guillermo Ulacia, señaló ayer "como principal desafío" del sector del metal el "acometer un proceso de modernización de relaciones laborales. Tenemos que conseguir un sistema que incentive la participación de las personas en los objetivos, que les haga vincular su remuneración y su desarrollo de carrera en función de los resultados que se obtienen en la compañía y no por el número de años que están trabajando en la compañía. La antigüedad no aporta ningún valor diferencial, el ser una empresa histórica es muy importante, pero cada día las nuevas tecnologías, las nuevas revoluciones hacen que el ciclo de vida de las empresas requieran de la reinvención permanente para perdurar. Y eso solamente se consigue con mayor participación y adhesión al proyecto empresarial de todos y cada uno de los empleados", indicó en una rueda de prensa junto a su directiva, que ofreció tras la asamblea anual de Femetal.

Ulacia ya adelantó que esa propuesta se va a trasladar a la negociación del próximo convenio colectivo del sector. Será el segundo intento, dado que los sindicatos ya echaron para atrás la propuesta en el convenio de un año de duración que se firmó el pasado mes de marzo.

Femetal insiste en que en un marco de creciente internacionalización de las empresas del sector, "las relaciones laborales van a tener que incorporar la flexibilidad requerida para que esos procesos de crecimiento se vayan adaptando de un sector a otro, por ejemplo, en los dos últimos años con el precio del petróleo, las inversiones en petróleo y gas prácticamente se pararon, con lo cual la cartera de estos pedidos para nuestras empresas empezó a debilitarse. Pero no se quedaron mirando ni acometieron ajustes de plantilla, lo que han hecho es ver cómo su producto encaja para la energía renovable, aumentando la contratación en otros sectores". El de la energía renovable, con crecimientos anuales en el mundo del 6% o 7%, es una apuesta segura.

Entre otras cosas, Ulacia también se refirió a la cooperación entre empresas del sector, que ya está dando frutos. Quince empresas fabricantes de bienes de equipo, se han unido para solicitar una concesión a largo plazo en El Musel para la carga de proyectos. Hasta ahora, cada empresa solicitaba autorizaciones temporales. Una concesión a largo plazo les permitirá ahorrar costes, compartir gastos y una mayor agilidad en el envío de los proyectos a sus destinos finales. Además de la carga de grandes piezas, en El Musel también se ensamblan partes de los proyectos.

Fuente:
La Nueva España