El temporal provoca pequeños incendios en el Oriente y escasos daños en otras zonas | En Avilés una farola cayó sobre una furgoneta en la calle de La Cámara y en Gijón el viento levantó “nubes” negras por el carbón de El Musel

“Félix” se hizo notar en Asturias aunque con menos virulencia de la esperada. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) pronosticaba vientos de hasta 140 kilómetros por hora, pero las mayores rachas registradas alcanzaron 118, en CaboBusto (Valdés). En el Oriente, seis concejos estuvieron en alerta por riesgo «muy alto» de incendios. Fue el caso de Llanes, donde se registraron fuegos en Porrúa, así como en un cueto situado entre Poo y Celorio. Las fuertes rachas de viento también favorecieron la propagación de las llamas en el monte piloñés de El Tombu.

Más información

Consulta la previsión del tiempo en Asturias

Asturias registra rachas de viento de hasta 118 kilómetros por hora

Una farola de cuatrocientos kilos cae sobre un vehículo en la calle de La Cámara de Avilés

En Gijón, la mayor incidencia que se produjo fueron las “nubes” negras provocadas al levantar el viento parte del carbón acumulado en las explanadas de El Musel. En Avilés, una farola de alumbrado público se precipitó ayer sobre una furgoneta que estaba aparcada en la calle de La Cámara por un golpe de viento. La farola cayó sobre la parte trasera de la furgoneta de una empresa. El conductor del vehículo acababa de aparcarlo y fue testigo de la caída, aunque no fue alcanzado. En Oviedo, los bomberos tuvieron que actuar en varios aleros y tejados por desprendimientos. A primera hora de la tarde, en El Cristo acordonaron la confluencia de las calles Álvaro y Guillermo Flórez Estrada por caída de cascotes. Lo mismo ocurrió en Gascona, a la que se desplazó una dotación para actuar en el tejado de un bloque de viviendas en el que hay colocados unos andamios. El mayor susto se lo llevaron los vecinos de Montecerrao por un fuego con gran humareda en la zona más próxima a la A-63 del parque Tuero Bertrand. Los efectivos lograron controlarlo con premura.

Han contribuido a elaborar esta información: G. Pomarada, A. Santos y J.C. Abad.

Fuente:
El Comercio digital