Han pasado 196 horas con una botella de sidra en la mano derecha (en el caso de los diestros) y un vaso en la izquierda. Han pasado 196 horas aprendiendo a tirar, espalmar y ofrecer el mejor culín posible. En definitiva, han pasado 196 horas convirtiéndose en escanciadores. Y hoy, a las 18.30, en el salón de actos del Centro Comercial San Agustín, recibirán el diploma que lo acredita. Se lo dará la entidad organizadora, Expoacción, que para esta iniciativa contó con la colaboración de Salvador Ondo, ganador del concurso de escanciado 2016, así como de la sidrería El Otru Mallu y de la Autoridad Portuaria de Gijón

Fuente:
El Comercio digital