Era un conocido barco estadounidense que se movía por energía nuclear. En Gijón causó impacto esa llegada a El Musel aunque sólo permaneció unas horas, pero luego en años siguientes recaló en el puerto en varias ocasiones más. Enseguida el restaurante y baile de El Natahoyo llamado Torre Coroña (por el monte Coroña del cual distinguimos ahora una pequeña parte de lo que era el monte original) pasó a llamarse Savannah.

Fuente:
La Nueva España