Un informe advirtió de la posibilidad de que las empresas que confomaban la Unión Temporal de Empresas Dique Torres se habrían beneficiado irregularmente de una serie de contratos

La consejera titular del Departamento Segundo de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas, Margarita Mariscal de Gante y Mirón, ha dictado un auto para la apertura del juicio por el procedimiento de reintegro por un presunto alcance como consecuencia de las supuestas irregularidades contables detectadas en el informe de fiscalización sobre la ejecución de la obra de ampliación del puerto de El Musel, entre los años 2012 y 2013, por parte de la Autoridad Portuaria de Gijón.

Este procedimiento, que es paralelo al abierto en la Audiencia Nacional por presuntas responsabilidades penales en el mismo asunto, se basa en el informe fiscalizador realizado en su día por el Tribunal de Cuentas y que advirtió de la posibilidad de que las empresas que confomaban la Unión Temporal de Empresas Dique Torres (encargada de ejecutar las obras), se habrían beneficiado irregularmente de una serie de contratos, como 140.000 euros con la Fundación Empresa de la Universidad de Granada, 133.000 euros por la alteración de precios de los materiales de las canteras utilizadas para la ampliación portuaria u otros 450.000 euros de sobrecoste del presupuesto inicial para seguridad y salud.

Fuente:
El Comercio digital