El buque de lujo ´Seven Seas Navigator´, de la compañía estadounidense Regent Seven Seas, permaneció ayer desde el mediodía atracado en El Musel. Arribó con 480 pasajeros a bordo, que pudieron disfrutar de diferentes visitas a elegir entre los centros urbanos de Gijón, Oviedo y Avilés, el Jardín Botánico Atlántico o un llagar de sidra. A las 20 horas, el crucero zarpó hacia Ferrol, su siguiente parada.

Fuente:
El Comercio digital