Actualmente, salen del puerto de Gijón unos 374 camiones diarios que transportan carbón térmico, algunos llegando a realizar dos viajes al día, pero con la propuesta actual 200 de ellos se quedarían sin actividad. El proceso de descarbonización planteado podría hacer perder al puerto unos 10 millones de euros, según los cálculos de la Autoridad Portuaria.

La Autoridad Portuaria de Gijón ha alertado de las pérdidas que generaría la descarbonización para el puerto de El Musel, dado que el tráfico de carbón térmico supone el 12% de su facturación y este proceso les haría perder unos 10 millones de euros.

En una Jornada sobre ‘El impacto de la descarbonización en las empresas‘ organizada por la Federación Asturiana de Empresarios, el presidente del puerto, Laureano Lourido, ha reconocido que la exclusión de estos movimientos de carbón significaría /un paso atrás/.

La Autoridad Portuaria podría quedarse /a cero o en números negativos/ si pierde esta facturación, ya que este tráfico aporta unos 300.000 euros en practicaje, 200.000 en amarradores y 1.300.000 en remolcadores.

Actualmente, salen del puerto de Gijón unos 374 camiones diarios que transportan carbón térmico, algunos llegando a realizar dos viajes, pero con la propuesta actual 200 de ellos se quedarían sin actividad. A esto se suman las pérdidas que se generarían en el tráfico ferroviario al prescindir del carbón, dado que este modo de transporte también es muy utilizado.

Transporte marítimo Autoridades Portuarias

Fuente:
Cadena de suministro