«Estamos desarrollando una herramienta para analizar el ADN de estos invasores biológicos en un día», apuntó la investigadora Eva García

Crear una base de datos de posibles animales y algas invasoras en aguas de El Musel, evaluar los riesgos y actuar en consecuencia son los principales objetivos del proyecto BluePorts, que este miércoles se presentó en el Centro de Cultura Antiguo Instituto y en el que participan investigadores de la Universidad de Oviedo y de la Autoridad Portuaria de Gijón. Para ello usan una gran cantidad de datos recopilados por el puerto desde 2004, pero se complementarán con los análisis que se hagan al agua de lastre de los buques y a las especies que lleguen pegadas en sus cascos.

La investigadora Eva García explicó que se van a fijar «especialmente» en las especies exóticas, pero no solo en El Musel, sino también en las aguas costeras desde Aboño hasta La Ñora. Es la primera vez que se realiza un proyecto así en Europa, pero los investigadores quieren ir más allá. «Estamos desarrollando una herramienta para analizar el ADN de estos invasores biológicos en un día», apuntó García, quien aseguró que si detectan alguna especie dañina, podrán actuar en consecuencia, «sean animales o algas».

El proyecto tiene una segunda parte divulgativa. La concejala de Educación y Cultura, Monserrat López; el director de la Autoridad Portuaria de Gijón, José Luis Barettino, y el profesor de la Universidad de Oviedo Eduardo Dopico fueron los encargados de dar a conocer el programa. Habrá actividad, por un lado, dirigidas a adultos y se desarrollarán en los centros municipales integrados de la ciudad. Por otra parte, las explicaciones de los científicos llegarán a otros 1.750 alumnos de dieciocho centros de Primaria y Secundaria de Gijón, a través de divertidos juegos.

Fuente:
El Comercio digital