Los vecinos reclaman su colocación en zonas elevadas de El Muselín y Pescadores. La alcaldesa presentará el lunes en la plaza Mayor la estación móvil de calidad del aire

El Principado se comprometió ayer con las asociaciones de vecinos representadas en la comisión de seguimiento del Plan de Calidad del Aire a instalar más captadores de partículas sedimentables en la zona oeste. Entre dos y tres. Se trata de unos dispositivos encargados de controlar las emisiones a la atmósfera relacionadas con los almacenamientos de graneles en el puerto de El Musel y el parque de carbones de Aboño. En la actualidad está operativo un único captador para medir las oscilaciones del polvillo negro procedente de los acopios de carbón, así como de las partículas de metales y de minerales en suspensión en el aire. Éste se encuentra localizado en el laboratorio de sanidad animal de Jove.

Según explicó José Luis Rodríguez Peón, representante vecinal de Pescadores y miembro destacado de la plataforma contra la contaminación de Xixón, «le hemos trasladado al Principado que estos captadores deben situarse en zonas elevadas -y no semiocultas como el instalado en Jove- para que las mediciones reflejen los valores reales de la contaminación». Rodríguez Peón aseguró que han propuesto como posibles localizaciones para la colocación de estos dispositivos puntos altos de los barrios de Pescadores y de El Muselín por su proximidad tanto con las instalaciones portuarias como con el valle de Aboño. «La actitud del Principado ha sido muy receptiva a nuestros planteamientos y esperamos que dentro de seis meses, cuando la comisión se vuelva a reunir, nos presenten resultados», señaló el portavoz vecinal.

El Plan de Calidad del Aire plantea investigar la procedencia de estas partículas sedimentables en las zonas colindantes con las grandes

Fuente:
El Comercio digital