Expertos analizan los cambios en el sector y señalan al puerto gijonés como opción válida para acoger a empresas que operan en el Reino Unido

El Musel toma posiciones para ganar actividad y tráficos cuando se consume el ´Brexit´. El puerto gijonés, en opinión de expertos, reúne las condiciones para convertirse en un hub de operaciones logísticas y transporte de mercancías en Europa occidental en cuanto los operadores del sector empiecen a buscar alternativas a las dársenas británicas que, en menos de dos años, pueden dejar de formar parte de la Unión Europea.

Esas nuevas condiciones, en las que puertos que ahora compiten con Gijón econ sus mismas armas se retirarán de los tratados europeos y pasarán a funcionar en un marco distinto y ya no vinculado directamente a los Veintisiete, El Musel puede encontrar un nicho de crecimiento para aumentar su importancia entre los puertos españoles. Esta posibilidad la lanzó ayer Pablo Renieblas, director de Deloitte Abogados del sector IVA, Aduanas, Impuestos Especiales y Medio Ambiente, dentro del Encuentro Nacional de Cargas de Proyectos celebrado en las instalaciones del puerto asturiano. La idea obtuvo buena acogida. El presidente de la Autoridad Portuaria Laudelino Lourido no la descarta y abre la puerta a esta posibilidad. «Con la nueva situación abrimos la puerta a que las empresas que operan desde Reino Unido vengan a El Musel. Es una buena oportunidad y tenemos espacio. Además se espera una avalancha en unos cinco años cuando 80 puertos europeos estén colapsados».

Fuente:
El Comercio digital