El consejo de administración declarará previsiblemente desierta la venta del campo de fútbol de Jove y de su sede histórica

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Gijón aprobará previsiblemente la reunión que celebrará hoy la venta de las dos grúas pórtico que tiene alquiladas a Ehbisa y de sus nueve cazos, a la terminal granelera de El Musel, por 7,3 millones de euros.

La operación permitirá al Puerto reducir su endeudamiento, amortizando parte del crédito de 215 millones de euros que le concedió Puertos del Estado, a través del ICO, para hacer frente a los sobrecostes de la obra de ampliación de El Musel. A cambio, Puertos del Estado exigió la venta de todos los activos que no fuera necesarios para su actividad.

Por lo que respecta a Ebhisa, la operación le permitirá alargar la vida útil de ambos pórticos en 10 años, para lo que invertirá 5 millones de euros en los mismos. Esto era hasta ahora imposible, al no ser de su propiedad, limitándose la terminal al mantenimiento mínimo, un gasto de 700.000 euros anuales.

La venta de las grúas-pórtico a Ebhisa también va a tener como consecuencia un alargamiento en el plazo para presentar el nuevo cuaderno de venta del paquete accionarial de la Autoridad Portuaria en Ebhisa, donde ostenta la mayoría. El motivo es que tendrá que incluirse en la valoración de la empresa esta nueva adquisición.

La compra de las dos grúas pórtico por Ebhisa se hará después de que la terminal granelera desestimase encargar la construcción de dos nuevos, que requerirían de una inversión de entre 26 y 28 millones de euros. Además de los pórticos, el Puerto también posee otra maquinaria que usa Ebhisa, dos rotopalas que la empresa podría adquirir en 2019.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de hoy también declarará previsiblemente desiertas las subastas para la venta de su antiguo edificio de oficinas junto al Puerto Deportivo, así como la subasta para la venta de los 16.129 metros cuadrados junto a la calle Francisco Eiriz, donde actualmente está el campo de fútbol del club Puerto de Gijón. El Club Natación Santa Olaya se había interesado por adquirir esos terrenos, estando dispuesto a aceptar los 756.088,21 euros en que los valoró El Musel, pero las protestas de los usuarios del campo, acogidas por diversos grupos municipales, bloqueó la operación. En cuanto a la sede histórica del Puerto, valorada en 3,58 millones de euros, tampoco tuvo ninguna puja y ahora se estudia cómo bajar el precio.

Además de la venta de las dos grúas pórtico a Ebhisa, hasta ahora la Autoridad Portuaria sólo ha vendido la Quinta de la Vega al Ayuntamiento de Gijón. A esto se suma la venta de un pequeño tramo en el Parque de Carbones de Aboño colindante a terrenos de Tudela Veguín que va a adquirir la empresa cementera, asunto que también se trata en el consejo de hoy.

Dentro de la venta de patrimonio, también ha quedado desierta la petición de ofertas para el desguace de la cinta número dos.

Entre los asuntos sobre los que decidirán los consejeros de El Musel en su reunión de hoy también figura la concesión al Ayuntamiento de Gijón de una superficie en el testero del espigón central de Fomento, en el Puerto Deportivo, para su utilización como zona de varada de embarcaciones.

Por otro lado, Contratas Piñera también ha solicitado una modificación no sustancial de su concesión en Marina Yates, para reducir la superficie ocupada de aparcamiento.

Fuente:
La Nueva España