La cofradía de pescadores debe concretar esta mañana su versión contra los consejeros y proponer las pruebas a practicar

Los abogados de las partes afectadas por la decisión de la cofradía de pescadores "Virgen de las Mareas" de Avilés de promover una acción de responsabilidad social contra trece personas que fueron o son consejeros de la sociedad Nueva Rula de Avilés están convocados esta mañana en el Juzgado Mercantil de Oviedo con sede en Gijón para fijar posiciones en la audiencia previa, un trámite tras el cual el juez ya podrá fijar la fecha para la celebración de la vista.

Tanto la cofradía en su condición de entidad demandante como las personas que tuvieron u ostentan aún cargos de responsabilidad en la rula avilesina deben concretar los hechos controvertidos y proponer las pruebas a practicar, que serán aprobadas o no por el juez, en función de su oportunidad para el caso.

El Juzgado de lo Mercantil debe resolver si los trece demandados -entre los que se encuentran Santiago Rodríguez Vega y Alberto Vizcaíno, presidente del Puerto de Avilés y director general de Pesca del principado, respectivamente- pueden ser exigidos de algún modo por la comisión de irregularidades fiscales y contables en la lonja, lo que vulgarmente se conoce como "venta de pescado en B" y que en este caso salió a la luz en el transcurso de una investigación de la Agencia Tributaria saldada con la imposición de una multa de 1,2 millones de euros.

Los demandados en el marco del ejercicio de la acción social de responsabilidad que ejercita la cofradía "Virgen de las Mareas" entregaron en su día en el Juzgado sus pliegos de descargo tras recibir la notificación del proceso puesto en marcha.

Fuente:
La Nueva España