Puertos del Estado confirma la disposición de la naviera a explotar la conexión Gijón-Nantes, clave para el noroeste.

l. u. | redacción

Ya hay novedades para la autopista del mar, uno de los dos pilares que deben convertir a León en punto estratégico de valor logístico, tal y como valoró el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna en su visita a la capital leonesa. Gijón-Nantes, El Musel-Saint Nazaire, se abre de nuevo como opción viable, de reapertura a corto plazo, después de las gestiones realizadas por el organismo de Puertos del Estado con el fin de recuperar la ruta intermodal; la línea más recta para acercar la materia prima de León a Europa. José Llorca, presidente de Puertos del Estado, confirmó la viabilidad económica del proyecto para devolver actividad a la autopista del mar tras un estudio de mercado en el que se ha valorado la opinión de una veintena de navieras. Una de ellas, la española Balearia, tal y como confirmaron fuentes de Puertos del Estado, ha mostrado interés notable en explotar esta misión comercial.

Mientras se dan pasos decisivos con las gestiones de un promotor privado, las administraciones avanzan las gestiones necesarias para asegurar un apoyo y respaldo financiero al proyecto, con el fin de que complementar la iniciativa privada que se empeñe en esta tarea de transporte. El proyecto de la autopista del mar entre Gijón y Nantes, un puntal para las exportaciones del sector primario leonés, se va a presentar como receptor de subvenciones a través de los fondos CEF (Connecting Europe Facility), con el fin de garantizar la operatividad y la viabilidad económica de la futura línea a medio y largo plazo. Toda esta gestión forma parte de un acuerdo entre administraciones que se matizó tras una reciente reunión entre el Ministerio de Fomento, a través de Puertos del Estado, a la que acudió su presidente José Llorca, el gobierno de Asturias, representado por su consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, y el presidente de la autoridad portuaria de Gijón. Laureano Lourido.

El proyecto de la línea de la Autopista del Mar Gijón-Nantes tiene unas especificidades diferentes respecto al resto de líneas que operan entre España y Francia, e incluso de las actuales autopistas del mar del Mediterráneo entre España e Italia, al cumplir todos los requisitos que se atribuyen a una autopista del mar, es decir: ser compatible y complementaria al transporte por carretera, mover tráfico ro-pax (vehículos y pasajeros), y tener regularidad, según precisa Puertos del Estado sobre este proyecto de comunicación marítima e intermodal en el que tiene puestas sus esperanzas el sector empresarial leonés para acercar la mercancía a Europa, al corazón del continente.

Además, el proyecto valora la posibilidad de que el barco utilice como combustible gas natural licuado (GNL) con el fin de reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera de dióxido de azufre y nitrógeno. Este requisito, además de continuar la tendencia europea de reconversión energética en transporte, incentivaría aún más la respuesta de las autoridades europeas.

Fuente:
Diario de León