El PSOE, que sí apoyó la misma iniciativa en Oviedo, dio marcha atrás al ver que perjudicaba a administraciones públicas y pequeños comercios

La sombra de la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a complejos comerciales, hoteles, grandes aparcamientos y el Puerto se disipó ayer durante la votación en la Comisión de Hacienda de las enmiendas de la oposición al proyecto de ordenanzas fiscales para 2018. Tras las votaciones parciales llegó la votación final con tirón de orejas a Foro, que se quedó sólo apoyando el expediente. Los votos en contra de PSOE y Ciudadanos y la abstención de Xixón Sí Puede, PP e IU generaron un dictamen desfavorable. A pesar de ello, el gobierno de Foro confía en que el proyecto salga adelante en el Pleno del día 11 "ya que ha sido consensuado tras cuatro meses de riguroso trabajo conjunto con la participación y colaboración del resto de partidos".

Pero aunque había casi medio centenar de enmiendas, el interés se centraba en las propuestas de IBI diferenciado, o popularmente "IBI para ricos", para gravar los inmuebles de uso no residencial con un valor superior al millón de euros. Había dos propuestas: una del PSOE para subir el tipo del 0,45 al 0,59% y otra conjunta de Xixón Sí Puede e IU que la elevaba al 1,3%. El PSOE, que sí apoya el IBI diferenciado en Oviedo desde el gobierno del tripartito, optó por retirar su enmienda. La de sus compañeros de la bancada de la izquierda no salió adelante. "Vistos los datos vimos que afectaba a administraciones públicas y a pequeños comercios. Este no era nuestro objetivo sino aumentar el gravamen a las grandes corporaciones", explicaba la socialista Marina Pineda tras la reunión. El informe elaborado por los técnicos municipales cuantificaba en 16 las propiedades que se verían afectadas. Entre ellas, Emtusa, el consorcio de la Feria de Muestras, Hipercor, los complejos comerciales de La Calzada y El Llano, Leroy Merlín, San Agustín o los bajos del Molinón.

Xixón Sí Puede e IU también habían presentado una enmienda para subir el IBI de características especiales del 0,6 al 1,3%. El PSOE presentó una enmienda transaccional que le fue aceptada por los proponentes y que eliminaba que la subida afectara a los espacios portuarios. Según los cálculos iniciales la subida le costaría al Puerto unos 700.000 euros más al año. Sí habrá subida a las eléctricas. Foro ya había mostrado su rechazo tanto al "IBI para ricos" como a la subida del IBI al Puerto al considerar que podía ser contraproducente para la actividad económica y la generación de empleo. Negativo también era el planeamiento del PP y Ciudadanos.

Entre las escasas enmiendas aprobadas se incluyó la propuesta del PSOE de incrementar los precios del Patronato Deportivo Municipal un 4,7% aplicando el IPC y no un 5% como proponía Foro, que apoyó el cambio.

"Es una contradicción que luego digan que no hay dinero", explicaba la edil Ana Castaño de IU mientras Nuria Rodríguez de Xixón Sí Puede denunciaba el "estanquismo de Foro y PSOE que no quieren aplicar políticas valientes y subir los impuestos a los ricos. Esperemos que a nadie se le ocurra subir el IBI a los ciudadanos en otro catastrazo".

"Fue enredar para nada", resumió Pablo González. Al PP no se le aceptó ninguna enmienda pero ya anuncia que sus propuestas las tramitará en próximos plenos como proposiciones. Tampoco salieron adelante las medidas de Ciudadanos. Para José Carlos Fernández Sarasola, su portavoz, "las modificaciones propuestas no mejoran la fiscalidad en nuestra ciudad sino más bien todo lo contrario".

Fuente:
La Nueva España