«Para gravar lo que pretenden ya hay otros instrumentos como el impuesto de sociedades o el IRPF. Además subirle el IBI a determinados inmuelbles repercutiría en pequeños comercios y establecimientos que están ubicados allí», apunta Couto

Los concejales Fernando Couto y Ana Braña manifestaron hoy el rechazo del gobierno municipal al IBI diferenciado que los grupos de izquierda proponen incluir en las ordenanzas fiscales de 2018 y que afectaría a las propiedades de uso no residencial de más de un millón de euros. "Nuestra posición es clara. Estamos en contra, porque para gravar lo que pretenden ya hay otros instrumentos como el impuesto de sociedades o el IRPF. Además subirle el IBI a determinados inmuelbles repercutiría en pequeños comercios y establecimientos que están ubicados allí", indicó Couto. Entre las propiedades que se verían afectadas hay varios centros comerciales. "Ese tipo diferenciado es un error e intentaremos convencer a los grupos para que no salga adelante", añadió. Braña, por su parte, se refirió al incremento que proponen Xixón Sí Puede e IU para los bienes de características especiales, como las instalaciones del puerto. "Votaremos también en contra, porque se está gravando la actividad portuaria, que es de interés público. Y no solo afectaría a la Autoridad Portuaria, sino a los concesionarios de suelo en El Musel".

En contexto

El IBI diferenciado afectará a centros comerciales, hoteles, el puerto, la Feria y el Molinón

La comisión municipal de Hacienda votará hoy el casi medio centenar de enmiendas presentadas por los grupos de la oposición. Algunas ni siquiera llegarán a este trámite al ser "ilegales" y no ajustarse al reglamento municipal.

Fuente:
El Comercio digital